sábado, 24 de octubre de 2015

Reseña de Justice League #44

JUSTICE LEAGUE #44

"La Guerra de Darkseid. Capítulo Cuatro: La muerte de Darkseid"

Guión: Geoff Johns
Dibujo: Jason Fabok
Color: Brad Anderson
Portada: Jason Fabok, Brad Anderson
Portada alternativa 75 aniversario Green Lantern: Ivan Reis, Joe Prado, Rod Reis

¡Darkseid versus el Anti-Monitor! ¡Un corrompido Superman versus Lex Luthor! ¡Myrina Black versus Grail! ¡¡Este capítulo de La Guerra de Darkseid lo tiene todo!! Además de un final que cambiará a la Liga de la Justicia para siempre...


RESUMEN

Comenzamos este nuevo número con la voz en off de Wonder Woman, relatando que lo que más odiaba la Reina Hipólita era a Gelos, el dios de la risa. Lo detestaba porque era invisible y siempre se podía escuchar su risa odiosa mofándose de los que sufrían o morían en los campos de batalla. De pronto la escena cambia radicalmente y encontramos a Green Lantern junto con Batman que continúa sentado en la Silla Mobius siguiendo la pista del origen del Anti-Monitor, los dos héroes han llegado hasta la Tierra paralela que servía de hogar al Sindicato del Crimen, Batman explica que el villano ha asolado ese mundo absorbiendo sus energías para enfrentarse a Darkseid, y que para conocer más de la naturaleza del Anti-Monitor han de desplazarse hasta Qward, el planeta en el que nació.




Mientras tanto en nuestro mundo, asistimos a la batalla entre los dos villanos, con la Liga de la Justicia tratando de evitar esta guerra y de nuevo oyendo los pensamientos de la Princesa Amazona, en los que reflexiona acerca de los caminos tan distintos que tanto ella como Steve Trevor han recorrido para llegar a un mismo destino: defender la Tierra de todos los peligros que la acechan.


Ciborg hace entender a Wonder Woman que están siendo meros espectadores, puesto que Darkseid y el Anti-Monitor están centrados en su intercambio de golpes al igual que Grail y Kalibak, mientras que desde la distancia Myrina Black observa satisfecha la escena contemplando como la Princesa Amazona trata de derrotar a Grail.


Mientras tanto en Apokolips, un corrompido Superman ha emergido de los pozos,  tras ahuyentar a los parademonios comienza a hablar a Luthor en un tono amenazante acerca de lo distintos que son ambos y segundos después se abalanza contra su archienemigo.


De vuelta a la Tierra, la batalla sigue siendo feroz, Grail dice a Wonder Woman mientras combaten que esa guerra es necesaria para acabar con Darkseid, el Capitán Marvel pregunta a Trevor cómo parar toda esa locura y Power Ring les dice que tiene un plan, y la joven usa su anillo para separar al Anti-Monitor y a Darkseid, lo que provoca la ira de éste último que terminar por invocar a Black Racer que golpea con todo su poder al Anti-Monitor.


Por su parte Batman y Green Lantern han llegado a Qward, los soldados qwardianos les atacan pero Green Lantern repele su ataque, y el Hombre Murciélago avisa que bajo ellos hay una cámara oculta en donde el Anti-Monitor construyó la Silla Mobius, y es gracias a este relato de Batman que sabemos que el villano en realidad se llamaba Mobius y en ese lugar observó lo prohibido y fue condenado por ello. Green Lantern sin comprender nada le pide que sea más explícito.


En la Tierra mientras tanto, Darkseid comienza a golpear nuevamente al Anti-Monitor, diciéndole que ha sido engañado por Grail, mientras que Batman continúa en Qward explicando a Hal que aquello que el Anti-Monitor vio y liberó eones atrás lo convirtieron en lo que es ahora. El Antimonitor reacciona y utiliza a Flash y sus poderes como heraldo de la muerte para herir a Darkseid.


En Qward, el Hombre Murciélago explica al fín que lo que contenía ese lugar en el que se encuentran era la Ecuación de la Anti-Vida, y en la Tierra Darkseid es atacado por un Flash transformado en un ser mortífero al tiempo que el Anti-Monitor le confirma a Darkseid antes de caer que por sus venas corre la Ecuación de la Anti-Vida.


El ataque lanzado contra Darkseid provoca que del cuerpo del Señor Oscuro salga una cantidad enorme de energía  hacia los cielos y la impactante escena deja aterrados a héroes y villanos que contemplan impotentes todo hasta que del cuerpo deja de manar energía.


El cuerpo de Darkseid yace inerte en el suelo y a través de los pensamientos de Wonder Woman conocemos que el mundo entero parece haberse estremecido  al notar que un dios oscuro, Darkseid, ha muerto finalizando así este cuarto acto.


OPINIÓN

Faltan adjetivos para definir un cómic tan espectacular como este que hoy hemos reseñado. Si, amigos, estamos ante una historia que va a ser recordada durante muchísimo tiempo.

Cierto es que la Liga de la Justicia siempre nos brinda grandes historias y como ya he dicho en más de una ocasión es uno de los grandes aciertos de DC Comics en la actualidad. Pero es que este número transporta al lector desde la primera viñeta a la última a todos los escenarios que se plantean en la historia.

Magníficamente dibujada y con un guión trepidante vamos sabiendo al fín el origen del Anti-Monitor, vamos descubriendo qué o quién es, asistimos a lo que parece ser la muerte de uno de los personajes más importantes de DC Comics, aunque ya sabemos cómo funcionan las aparentes muertes en el mundo del noveno arte.

A la historia solo le pongo un minipunto negativo, ¿por qué siempre a Superman le toca el papel de pupas en todas las tramas que DC plantea? Yo sinceramente le echo de menos liderando a la Liga de la Justicia, liderazgo que parece haber recaido sobre los hombros de Wonder Woman. Pero a lo que vamos, ¿qué se pretende de este Superman? Porque es que estaría bien que aunque solo fuera por una vez volviera a ser líder e inspiración para todos sus compañeros y no un pobre diablo al que solo le falta quedarse embarazado.. err mejor no damos ideas, no sea que algún guionista esté leyendo esta opinión y se las anote en su agenda

Pero como dije, estamos ante un cómic fresquísimo, de esos que te enganchan al sillón y se deja leer del tirón, una gran historia que estamos deseando saber cómo evoluciona y hace que estemos deseando tener el quinto número en nuestras manos.

Nacho Rodríguez.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario