lunes, 24 de agosto de 2015

Reseña de Convergence #7

Convergence #7

"Momento decisivo"

Escritor: Jeff King & Scott Lobdell
Lápices: Aaron Lopresti
Entintador: Mark Morales
Portada princioal: Carlo Pagulayan y Jason Paz con Peter Steigerwald

La batalla más grande en la historia del Multiverso está aquí. ¿Quién ganará y quién perderá cuando Deimos luche contra la fuerza combinada de los supervivientes de la Tierra 2, los héroes de Kingdom Come, los Titanes y Parallax? Todo esto y mucho más, cuando los héroes de Los Nuevos 52 se unen a la lucha.

Resumen

Comenzamos este séptimo capítulo de la serie principal en el universo de Los Nuevos 52, el Gran Oráculo se muestra preocupado ya que desde que el nuevo planeta ha invadido esta realidad no es capaz de discernir el futuro y así se lo hace saber a los miembros de la Liga de la Justicia, que se encuentran en la Atalaya. Superman vuela hasta allí tras rescatar a varios héroes y ponerlos a salvo junto con el resto de la Liga y los miembros de la Liga de la Justicia de América, al tiempo que se pregunta cómo poder ayudar a los habitantes del planeta, a lo que el Gran Oráculo responde que no hay forma algú¡una.


Mientras tanto en Telos, se está produciendo una cruenta batalla en la que los héroes rebeldes combaten contra sus homólogos afines a Deimos, de pronto un temblor de tierra detiene a los combatientes tratándose de Telos que junto con Grayson corren a enfrentarse a Deimos.


Telos es alcanzado por una descarga de energía lanzada por Deimos, que comienza a golpearlo. En un determinado momento grita: "Muere" y dicho grito es oído desde el universo de Los Nuevos 52 que por primera vez ven un reflejo de sus homólogos de otras realidades que décimas de segundos despúes dejan de contemplar.


La batalla entre Telos y Deimos está debilitando a éste último y Hal Jordan interviene para que Deimos cese el ataque, pero es repelido por una nueva descarga de energía del villano. Grayson pregunta a Yolanda Montez si ha dado con alguna forma de derrotar a Deimos, ésta contesta que no y que lo único que ha sacado en claro es que al villano no le importa ninguno de los héroes que están combatiendo en ninguno de los dos bandos y que lo que pretende es que mueran todos.


Los héroes que eran afines a Deimos al oír esto, comienzan a darse cuenta de que han sido engañados. Yolanda Montez logra hablar con el villano, diciéndole que en realidad tiene mucho miedo de Telos. Eso parece hacer dudar a Deimos, lo que propicia que Telos se rehaga y termine por inmovilizar a los héroes que apoyaron a Deimos y a este último, a quien le exige que le revele su verdadero nombre.


Deimos, aún aprisionado, se revela y lanza más energía a través de sus ojos que alcanza a numerosos héroes, al tiempo que grita que nada podrá detenerlo, sin embargo una voz se alza en su contra resultando ser Hal Jordan, que tras decir al villano que es un ser patético lanza un rayo con su anillo de poder que alcanza a Deimos desintegrándolo aparentemente y dejando un enorme boquete en el suelo.


Telos observa arrodillado la escena y Hal Jordan le ordena que restaure todos los mundos si no quiere correr la misma suerte que Deimos, Telos replica que Deimos había absorbido el poder de un grupo de viajeros del tiempo obteniendo así el control sobre el pasado, el presente y el futuro. De pronto numerosos relámpagos comienzan a recorrer el cielo del planeta y Telos dice que ese poder acaba de ser liberado, al tiempo que en el universo de Los Nuevos 52, el Gran Oracúlo vuelve a ver de nuevo el futuro y le habla a Superman diciéndole que sus futuros se han vuelto desconocidos, Supergirl señala que el Gran Oráculo parece estar destruyéndose. a lo que este responde que no solo él se está destruyendo si no toda la realidad finalizando así el cómic.


Opinión

¡¡Grandioso número!! Los últimos capítulos han lavado la cara a la serie principal de una manera genial, hasta hace dos números la serie era entretenida, mantenía el interés pero desde el sexto capítulo podemos decir que estamos ante una historia a la altura de las grandes macrosagas cósmicas de DC.

Sigo echando de menos iniciativa en el Superman de Los Nuevos 52, no me cuadra que se quede en la Atalaya y no haya volado ya hasta Telos a cumplir con lo que es, - o lo que se supone que era hasta este nefasto reincio - el héroe más grande de todos. De verdad que dan ganas de mandar todo al cuerno y no volver a leer al personaje hasta que no vuelva el Superman de los calzones rojos que es el que está liderando al bando anti Deimos y con el que nos identificamos todos, o al menos los seguidores del personaje más antiguos y que estamos empezando a detestar el experimento con gaseosa en el que DC ha convertido al actual Hombre de Acero.

La parte gráfica he de decir que me ha gustado mucho con unas escenas de lucha muy ágiles y que convierten este séptimo número en un cómic muy, muy agradable de leer.

Queda un último número de esta macrosaga por leer y estoy convencido de que no defraudará ya que las espadas estan en todo lo alto.

Nacho Rodríguez
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada