martes, 2 de diciembre de 2014

Reseña de Superman #35

Superman #35

"Los Hombres del Mañana" – Capítulo Cuatro: "La Solución Rápida"

Escritor: Geoff Johns
Lápices: John Romita Jr.
Entintador: Klaus Janson
Portadas: John Romita Jr., Klaus Janson & Laura Martin
Portada alternativa: Mike McKone con Jeromy Cox
Portada alternativa Moster: Jason Pearson

¡El éxito de SUPERMAN dirigido por Geoff Johns y John Romita Jr. continúa con "LOS HOMBRES DE MAÑANA" Capítulo cuatro! Superman y Ulises todavía están tratando con las revelaciones traumáticas del último número, pero la búsqueda de El maquinista debe seguir antes de que sus posibles víctimas caigan en sus manos. Pero, ¿qué sucede cuando los dos héroes conocen la verdad que hay detrás de El Maquinista y el coste para detener su plan loco? 

Resumen

Perry ordena a todos en el Daily Planet que se pongan con la historia de Ulises. Le dice a Lois que está decidido a conseguir también que Clark esté de vuelta al final de la semana. Lois sonríe, por primera vez en mucho tiempo, el Daily Planet se está poniendo interesante de nuevo.


Al mismo tiempo en la ciudad, Superman se dirige a las autoridades sobre el civil muerto disfrazado de El Maquinista. Clark se vuelve para ver un Ulises devastado y deprimido por sus acciones. Clark revela que el hombre ya estaba muerto, controlado a distancia por las garrapatas.


Ulises no lo mató, pero a causa de su pérdida de control podría haberlo hecho. A Ulises le resulta difícil digerir la lección de vida que le impuso Clark, especialmente cuando sólo lo hizo porque Clark estaba a punto de ser asesinado. Superman señala que siempre hay otro camino y presenta un transmisor del cuerpo muerto del hombre. Ulises es capaz de seguir los senderos de energía, por lo que sigue la señal de El Maquinista real a su fuente. La fuente, es un enorme carguero en el Atlántico Norte y ambos héroes llegan, ante el asombro de los pasajeros, cuando elevan la nave del océano. Un maquinista furioso activa un escuadrón de cuervos robóticos que atacan rápidamente Clark y Neil. El Hombre de Acero le dice a Ulises que cargue con el barco solo, y con todas sus fuerzas Clark captura y aplasta a todos los cuervos y los convierte en chatarra. Los héroes llevan el barco a tierra y queman el casco para llegar al villano que va corriendo lejos.


Lo atrapan y Clark se horroriza al descubrir que El Maquinista es, de hecho, dos personas cosidas bajo la máscara de metal. Ordena al villano que renuncie a su lista de clientes, pero El Maquinista se niega provocando que Ulises tome medidas por la fuerza. Neil intenta seguir la pista a toda la clientela de El Maquinista sólo para descubrir allí a millones y millones de clientes en todo el planeta.


Ulises está sorprendido por la magnitud del alcance de El Maquinista y se compromete a destruir todas las armas solo en la Tierra. Clark intenta alcanzar a su amigo señalando que es una tarea imposible. Incluso si tienen éxito, la gente simplemente construirá más para reemplazar a los que toman distancia; sólo pueden frenar la propagación mediante la captura de villanos como El Maquinista.

Ulises está desconcertado por la "misión" de Superman y sale disparado. El Maquinista le da la razón a Superman y le dice que el mundo nunca va a dejar de querer armas, y mientras que el deseo esté ahí, El Maquinista nunca morirá...


El señor Oz lo predijo. Cuando Superman escucha, desconcertado por el cambio, el barco explota dejando a Clark sosteniendo un trozo de la máscara que el villano había estado usando.

Clark, ahora de vuelta en el Daily Planet, intenta buscar a Neil llamando a sus padres, pero se encuentra en un callejón sin salida. Al mismo tiempo, cuando Clark se encuentra con Perry, Lois llega a entrevistar a los Quinn sobre Neil. La pareja se niegan a hablar con Lois y Jimmy... pero entonces algo sucede deja en estado de shock a todos. Ulises transmite un mensaje a través de todos los dispositivos electrónicos de todo el mundo. Explica que tuvo muchas esperanzas de un mañana mejor, pero que este mundo es inherentemente corrupto. Abre un portal, revelando una gran nave y ofrece una opción para seis millones de personas en otro mundo, con la promesa de un mejor mañana con el que sueñan.


Continuará…

Opinión

El número # 34 terminó con un cliffhanger bastante significativo, y a pesar de la caracterización en este capítulo, que está un poco apagada en comparación con los episodios anteriores, no hay un impulso perdido cuando esta asociación continúa desarrollándose.

El número # 35 defrauda un poco en sus primeras páginas. En lugar de obligar a los poderosos, un ingenuo Ulises hace frente a las consecuencias de matar a un hombre inocente, Geoff Johns encuentra una manera de restar importancia a ese error. Pero el resultado final sigue siendo un fuerte enfoque en la moral de ser un superhéroe y los límites de lo que un hombre puede hacer para cambiar el mundo. Aquí Johns realmente se nutre de lo que hace Superman tan super. Ulises puede ser la pareja física para el Hombre de Acero, pero no acaba de tener el corazón o la cabeza de Clark aún.

Este capítulo realmente me recuerda un poco a Superman IV en su meditación sobre las armas y la proliferación nuclear. Dados los homenajes anteriores de Johns a las antiguas películas de Superman, este no parece ser una coincidencia. Y si puede tener éxito donde esa película bienintencionada pero terriblemente ejecutada no pudo, pues mucho mejor.

El personaje de Ulises sufre cambios significativos en términos de su visión del mundo y la relación con Superman, y todo el proceso parece un poco rápido. En el proceso, El Maquinista parece importante, más como un medio para un fin, que como una suma duradera a la galería de villanos de Superman. La interacción entre los dos personajes sigue siendo destacada, sin embargo, realmente es más un caso de tener que ver dónde se dirige este arco antes de juzgar con demasiada firmeza.

El equipo del Planet sigue teniendo su protagonismo y eso, para mí, siempre es algo bueno. Puede que algunos lectores pueden sentirse molestos por Johns y sus aparentes intentos por restaurar el viejo Planet dinámico y poner fin a las aventuras de Clark como periodista independiente. Pero el problema con ese estatus quo es que nada particularmente interesante se ha logrado con él, y en el proceso, muchos de los más icónicos personajes secundarios de Superman han sido relegados a un segundo plano. Es fácil ponerse del lado de Perry White en este arco cuando él comienza a mover cielo y tierra para conseguir que su periodista estrella esté de vuelta en el Daily Planet. La constante presencia de Perry, tanto como cualquier otra cosa, está ayudando a que esta serie atrape otra vez a un ambiente de Los Nuevos 52.

El guión de Johns ofrece a John Romita, Jr. una mezcla ganadora de acción y drama de personajes para abordar. Naturalmente, Romita muestra un don para ambos.

El trabajo facial de Romita brilla en las escenas del Daily Planet, aparte de una vieta en la que la cara de Lois está un poco apagada. Y hay una gran secuencia de acción cuando los dos héroes atacan a El Maquinista a bordo del carguero y luchan con toda clase de inventos locos. Como siempre, me hubiera gustado que Romita tuviera un entintador diferente. Hay una sutileza a su línea de trabajo que a veces se ahoga bajo los negros pesados de Klaus Janson. Pero al menos los colores de Laura Martin le dan un poco más de vitalidad y profundidad.

Mavi Lane
 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario