domingo, 3 de julio de 2016

[RETRO RESEÑAS] RESEÑA DE SUPERMAN: FUNERAL POR UN AMIGO #3

SUPERMAN: FUNERAL POR UN AMIGO #3

"Reacciones"

Guión: Roger Stern
Dibujo: Jackson Guice, Denis Rodier
Color: Glenn Withmore
Portada: Jackson Guice

La noticia de la muerte de Superman recorre ya todos los rincones de la Tierra. Oscuros intereses siguen acechando el cuerpo sin vida del kryptoniano. Su mayor enemigo será el encargado de preservar su integridad, mientras que Supergirl toma el relevo del héroe caido y decide proteger la Ciudad del Mañana


Nota: El presente cómic reseñado corresponde a Action Comics #685 de fecha de publicación enero de 1993.

RESUMEN

Los medios de comunicación de todo el planeta siguen informando sobre la trágica muerte de Superman durante la batalla con Doomsday. Mientras tanto, en Metrópolis, el Director de A.R.G.U.S. continúa con sus pretensiones de llevarse consigo el cádaver de Superman, enfrentándose para conseguir su objetivo al Guardian, a Dubbilex y a la Unidad de Crimenes Especiales de Metrópolis. Su obsesión por diseccionar el cuerpo del Hombre de Acero es tan grande, que para que la noticia no trascienda destruye las unidades móviles del canal de televisión de Lex Luthor, que están retransmitiendo el incidente para todo el país. Segundos después, la noticia llega hasta LexCorp y Luthor decide intervenir.


El equipo de seguridad privada de LexCorp acompañados de Supergirl llegan hasta el lugar en el que Westfield se está enfrentado a todos para llevarse el cuerpo sin vida de Superman. Las tropas de Luthor asaltan en el lugar y Supergirl logra dejar inconsciente al director de A.R.G.U.S., el cual despierta minutos después y comprueba como Luthor y el alcalde de Metrópolis han conseguido que el Presidente de los Estados Unidos haya decretado que Superman sea considerado norteamericano, y que se le entierre con todos los honores que merece. Westfield tras esto se marcha contrariado, y Luthor delante de las cámaras de su canal de televisión confirma que Superman será enterrado en Metrópolis en una que Lexcorp levantará en memoria del Hombre de Acero en el Centennial Park.


La noticia es oida con escepticismo en el Daily Planet, Perry White no confía en las palabras de Lex Luthor, Jimmy mientras tanto contempla como una abatida Lois Lane sale rumbo a su apartamento, y segundos después habla con Perry acerca de la remota posibilidad de que Clark Kent continúe vivo entre los escombros que ha dejado la batalla entre Superman y Doomday. Lejos de allí, en Smallville, los Kent reciben la llamada telefónica de Lana Lang , quien al igual que su esposo Pete Ross, no dan crédito a que Superman haya muerto.


De vuelta a Metrópolis, Luthor observa el cuerpo sin vida de Doomsday, en un determinado momento Lex se pone furioso contra el monstruo, los presentes piensan que es por haber causado la muerte del Hombre de Acero, pero nadie se da cuenta de que el enfado de Lex es por no haber sido él quien acabara con la vida de Superman. La prisión de Metrópolis tampoco es ajena a la noticia, y las televisiones son prohibidas para evitar que se propague la noticia y evitar peligrosas fugas de delincuentes ahora que Superman ya no podría evitarlas. Supergirl por su parte, para aportar un poco de seguridad y normalidad a las horas dificiles que está pasando Metrópolis, comienza a patrullar las calles desde el cielo, evitando un atraco en el Distrito Suicida.


La escena es contemplada a lo lejos por Bibbo, el mayor fan de Superman, el hombre regresa a su bar, y profundamente hundido pide a los clientes que se marchen del local para estar a solas. La gente se marcha de allí, y ya en soledad Bibbo se derrumba sin comprender como Superman ha podido morir y él que se considera un don nadie aún continúa con vida, finalizando así el cómic.


OPINIÓN 

Seguimos en la tónica que ya comentamos la semana anterior acerca de este arco argumental, es decir, mucha emotividad originada por los personajes secundarios, y poca acción, aunque este número gracias a las tropas de asalto del ejército privado de Luthor y a Supergirl evitando un atraco la acción aumenta exponencialmente respecto a los dos números anteriores.

Por lo demás nos encontramos ante un episodio en el que como he dicho las reacciones de los secundarios marcan el rumbo a seguir. Los planes de Westfiel para diseccionar el cádaver de Superman son abortados por un Lex Luthor que si bien de cara a la opinión pública va a financiar el entierro del kryptoniano, por dentro está furioso al no haber sido él quien acabara con la vida de Superman.

Perry y Jimmy Olsen aún mantienen la esperanza de que Clark Kent se encuentre con vida, es especialmente emotivo para el lector ver como Lois escucha esa conversación y saber que ella es conocedora de que Clark está muerto y es el protagonista absoluto de la tragedia que se está viviendo por todo el planeta. No hay que olvidar a los Kent, los cuales desde Smallville está asistiendo impotentes a todo el drama sin poder hacer nada por su hijo, y solamente pueden ser reconfortados por una hundida Lana Lang.

Y en todo este drama los héroes no dejan de comportarse como tal, me estoy refiriendo a Supergirl y su determinación a aportar normalidad dentro de la anormalidad que todo el mundo está viviendo, por lo que decide patrullar las calles de Metrópolis para que nadie deje de estar a salvo.

En definitiva, un muy buen número protagonizado por todos los secundarios en los que vamos viendo como reaccionan ante la tragedia. No quisiera finalizar sin mencionar a Bibbo y su dolor por la muerte de su héroe.

El único punto negro que le veo al cómic es la parte gráfica. De todos los dibujantes de aquella época Jackson Guice era para mi gusto el de peor nivel, y eso se nota en las viñetas. Pero salvo ese punto, el cómic como digo es muy muy bueno.

Esto ha sido todo por esta semana amigos.

Hasta una próxima retro reseña.

Non .


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada