domingo, 3 de julio de 2016

RESEÑA DE INJUSTICE: GODS AMONG US #38 (AÑO CUATRO)

INJUSTICE: GODS AMONG US #38 (AÑO CUATRO)

" Los propios dioses"

Guión: Bruce Buccellato
Dibujo: Bruno Redondo
Tintas: Juan Albarrán
Color: Rex Lokus
Portada: Howard Porter, Rex Lokus
Portada alternativa: Matthew Clark, Rex Lokus

Comienza el cuarto año de la manera más explosiva posible, Batman busca aliar fuerzas con un tenebroso dios para acabar con el tiránico Superman. La Resistencia comienza a plantearse dejar su lucha, pero René Montoya tiene un plan para que el Hombre de Acero reciba su merecido de una vez por todas


RESUMEN

Comenzamos este cuarto año de la trama en el Olimpo, Ares trata de que Hércules se una a él para recordar a los hombres el poder de los dioses. Muy lejos de allí, en el Salón de la Justicia, Superman en su trono conversa de manera altiva con Hal Jordan acerca del paradero de Batman, al que a nadie a visto desde hace meses. El tono soberbio de Superman no agrada en nada al Lantern, la conversación es interrumpida por Wonder Woman, quien confiesa a Superman que se encuentra pesarosa tras asesinar accidentalmente a la Cazadora, y no puede evitar sentir que la Resistencia tenga razón en ciertas cosas, para después afear a Superman su comportamiento altivo con el resto de miembros de la Liga.


Muy lejos de allí, en el noroeste de Alaska, concretamente en las minas de oro del Pacífico, Batman ha montado su nuevo cuartel general, en donde también se encuentra Alfred, que sugiere al murciélago que tal vez sería buena intentar conocer el paradero de Damian Wayne, ya que por muchos errores que haya conocido no deja de ser el hijo biológico de Bruce Wayne. Damian por su parte se encuentra en Washington, paseando por un parque con Ciborg, el muchacho confía en sus habilidades y asegura que él es el único que podrá localizar al Hombre Murciélago. De pronto una extraña silueta salta desde un árbol atacando a ambos. En la otra punta del planeta, Batman desciende del Batwing, encontrándose con Ares al que le dice que acepta su propuesta.


 Viajamos ahora en el tiempo, cuatro horas atrás la detective Montoya totalmente borracha es despertada por Batwoman y Selina Kyle. Catwoman se plantea abandonar la a la Resistencia pues llevan ya meses sin noticias de Batman, Montoya se suma a las teorías de Selina, alegando que el problema de Batman es de cobardía. La aseveración de la mujer no gusta nada a Batwoman que ve como Selina finalmente se marcha.


No muy lejos de allí Harley Quinn intenta convencer a Poison Ivy para huir juntas y escapar de la tiranía de Superman, pero Ivy se niega. Harley al ver esto monta en su moto y va hasta el instituto en el que estudia Billy Batson para que sea su compañero de viaje.


 De vuelta al presente, la detective Montoya ha resultado ser la atacante de Robin y Ciborg, la mujer ha ingerido una de las píldoras que la han convertido en metahumana, derrotando facilmente a Ciborg y también al hijo de Batman. La noticia enseguida es retransmitida por todas las televisiones, situación que aprovecha Montoya para desafiar a Superman, al que amenaza con asesinar a Robin si el kryptoniano no se enfrenta a ella, finalizando de esta manera el capítulo.


OPINIÓN 

Empieza fuerte este cuarto año. La Resistencia parece sumamente debilitada y desanimada por los meses de ausencia de Batman tras sus fracasados intentos por derrotar a Superman, la mejor prueba de ello es la aparente deserción de Catwoman, abandonando a la Resistencia.

Un Superman, todo sea dicho de paso, que vuelve más tiránico que nunca, algo que los miembros de la Liga de la Justicia empiezan ya a no aguantar.  Resulta fascinante y aterrador a partes iguales verlo sentado en su trono como un monarca despiadado y cruel.

Pero como deciamos, que Batman no haya dado señales de vida no significa que haya estado inactivo, el murciélago ha aceptado la propuesta de un Ares, que quiere recordar a la Humanidad el poder de los dioses de la antigüedad. Para ello, trata de reclutar a Hércules. Veremos en que desemboca todo esto.

Lo que no vamos a tardar en ver  en que queda el desafío lanzado por la detective Montoya a Superman, la vida de Damian Wayne está en sus manos. ¿ De qué forma reaccionará el tiránico Hombre de Acero?

La parte descerebrada de la historia una vez más recae en Harley Quinn, vamos a ver en que deseboca su deseo de huir en plan Thelma y Louise con el primero que acepte su oferta.

Como digo, empieza muy muy fuerte este cuarto año. Como siempre emocinante y francamente bien dibujado por un genial Bruno Redondo, este cómic es mes tras mes uno de los grandes aciertos de DC Comics.

Un saludo cordial.

Non.




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario