viernes, 8 de enero de 2016

Reseña de Supergirl 1x09 Blood Bonds

Supergirl 1x09 Blood Bonds

Fecha de emisión: 4 de enero de 2016
Canal de tv de emisión: CBS
Duración: 44’30"
Director: Steve Shill
Guión: Ted Sullivan y Derek Simon
Intérpretes principales: Melissa Benoist, Mehcad Brooks, Calista Flockhart, Jeremy Jordan, Chyler Leigh, David Harewood Estrellas invitadas: Peter Facinelli como Maxwell Lord, Laura Benanti como Alura Zor-El/Astra, Chris Vance como Non y Glenn Morshower como Sam Lane

Con Astra en cautividad en el DEO, su marido, Non (estrella invitada Chris Vance), captura a Hank, llevando a un tenso enfrentamiento entre ambos bandos. Además, Kara continúa negando las afirmaciones de Cat sobre que ella es Supergirl.

Resumen

El capítulo comienza en las instalaciones de Maxwell Lord, con una dura pelea entre Kara y Non, que parece que cae de la balanza del kryptoniano. De repente aparece Hank Henshaw con un arma de kryptonita, pero cuando está a punto de disparar, Non suelta a Supergirl y le ataca llevándoselo de allí.

Maxwell expulsa a todo personal ajeno a su empresa de allí y le dice a Alex que sus días como compañeros han terminado. Alex insiste en saber qué estaban buscando los extraterresetres allí para poder a localizar a Hank pero le deja claro que él trabajará solo y le pide que se vaya.

En las instalaciones de la DEO, Alex se entera que ante la ausencia de Hank, ella está al mando, lo cual sorprende a Kara, ya que hasta hace poco dudaban de él, y le dice a su hermana que deben ayudarle y que Astra puede darles información.

Kara va a ver a Astra a la celda, y le dice a su tía que si le ayuda a dar con el paradero de Hank, quizá ella pueda ayudarla. Astra vuelve a sacar el tema de Alura, pero Kara insiste que no ha venido a hablar con ella sobre su madre. Ambas tiene una conversación muy emotiva sobre los lazos de sangre, pero nuestra superheroina se marcha de allí sin llegar a un acuerdo con su tía, que se sienta en su celda bastante decaída ya que su sobrina parece haber elegido un bando: los humanos y no su familia de sangre.

En un flashback, vemos Krypton un año antes de su destrucción donde Alura da un discurso comenzando con “La sangre nos une a todos” dirigiéndose a su hermana Astra y a Non condenados por crímenes de guerra. Alura envía a ambos a la cárcel de Fort Rozz de por vida.

Mientras tanto, Maxwell Lord da un comunicado de prensa explicando los “rumores” sobre el ataque a Lord Techonologies, alegando que son el objetivo de espionaje industrial, que no ha habido víctimas y que los culpables ya han sido detenidos. Kara, James y Winn lo están viendo por televisión y los tres están de acuerdo al pensar que el magnate está encubriendo el ataque y se preguntan qué está tramando. James se presta voluntario para investigarle, pero Kara se niega porque Maxwell es muy peligroso. James insiste e intenta convencer a Kara de que irá como periodista y no le pasará nada.

De repente, Kara percibe que Cat viene por el ascensor y se empieza a poner nerviosa. Insta a los demás de que tienen que parecer muy normales y les confiesa que Cat piensa que ella es Supergirl.

Supergirl lleva comida a Alex en las instalaciones de la DEO, de repente, Non aparece en las pantallas con un mensaje, quiere hacer un intercambio de rehenes. Astra por Hank. Le da 48 horas o su jefe morirá.

El General Lane aparece en las instalaciones diciendo que él está al cargo del secuestro de Hank relevando del puesto a Alex.


James acude a Lord Technologies a investigar. Cuando está haciendo fotos a la zona dañada, Maxwell aparece. James le dice que en su rueda de prensa dijo que se trataba de espías corporativos pero que él nunca ha conocido nada que deje agujeros grandes en el suelo (refiriéndose al agujero del impacto de la pelea entre Supegirl y Non). Maxwell se da cuenta de que James sabe que está encubriendo el ataque y sabe quiénes son sus amigos. Cuando James le pregunta qué está tramando, Maxwell le invita a irse de sus instalaciones.

Kara entra el despacho de Cat diciéndole que tiene las autorizaciones de los medios que le pidió. Y Cat, lejos de gruñirle como hace siempre, se muestra excesivamente contenta y la invita a sentarse con ella, en su sillón. Continúa diciéndole que ha investigado sobre su pasado y le hace una prueba, un cuestionario que Kara pasa fácilmente, pero eso no convence a Cat, que sigue pensando que ella es Supergirl.

Non usa a otro extraterrestre para leer la mente de Hank, pero debido a sus poderes telepático, lo anula y no pueden sacarle ningún tipo de información.

El General Lane visita a Astra en su celda y le cuenta los temores que tiene con los extraterrestres como ella. Si no le dice la localización de su base le inyectara kryptonita. En ese momento llega Supergirl pero al entrar en la habitación se siente débil por la kryptonita. Astra le dice a Kara que si esa es la raza con la que se alía contra su propia gente. Supergirl exige que paren lo que van a hacer pero el General Lane no le escucha y acaba por inyectar el cuello de Astra.

En CatCo, Kara pregunta a James si ha descubierto algo sobre Maxwell, pero el fotógrafo le dice que no, y ella le cree. En ese momento Cat llama a Kara y tiene que irse. James se queda a solas con Winn, que no le cree. James le cuenta que está planeando un contraataque contra los kryptonianos incluyendo a Kara, por lo que tienen que descubrir qué está tramando. Cuando estuvo en las instalaciones cogió las grabaciones de las cámaras para que Winn pudiera ayudarle a encontrar un camino para entrar. En un primer momento Winn se niega pero al final accede a ayudarle.


Kara se dirige al despacho de Cat, donde la espera sentada en la terraza, invitándola a sentarse con ella. Le dice que se ha dado cuenta en la de salvamentos que Supergirl no puede hacer porque está jugando a trabajar para ella, por lo que le da un ultimátum, o le demuestra que no es Supergirl o al día siguiente estará despedida.

James logra colarse en Lord Technologies con la ayuda de Winn. El fotógrafo llega a una puerta sospechosa, ya que esta no tiene teclado numérico sino tiene un sistema de biodiagnóstico y Winn no puede hackearlo, justo en ese momento, James es noqueado por la seguridad de Maxwell.

Alex llama a Kara para contarle que Astra les ha dado la localización de Non y que se están movilizando para rescatar a Hank. Kara dice que Astra nunca traicionaría a sus soldados a y su marido, pero Alex contesta que si hay alguna posibilidad de rescatar a su jefe, la tomarán por lo que Supergirl irá con ella.

La localización les lleva a un hangar con contenedores, pero éstos están cubiertos de plomo y Supergirl no puede ver qué hay en ellos. La kryptoniana consigue abrir la puerta de uno de ellos y encuentra a Hank dentro. Al acercarse junto con Alex y un soldado, se dan cuenta de que es un holograma y en su lugar hay una bomba. Non la activa y Supergirl salva en el último momento a su hermana y al militar.

Maxwell Lord tiene un cara a cara con James, al que tienen esposado a una silla. Le pregunta quién ayudó a pasar su sistema de seguridad, ya que alardea de que no es una tecnología, sino que es la tecnología. James intenta que le diga qué trama, pero Maxwell comienza a golpearle y le amenaza diciéndole que si van a por él, perderán, destrozando su cámara de fotos con una llave inglesa, si insite, el siguiente será él.

Kara quiere hablar con Cat. La kryptoniana le dice que no puede demostrarle que ella no es Supergirl, pero le cuenta que ese trabajo es lo más importante para ella y que ahora es cuando más la necesita. Cat le contesta que sabe lo que tiene que hacer. Kara renuncia a su trabajo.

Kara acude a su despacho privado y encuentra a James magullado. Se enfada porque no le habían dicho nada. Dice que Maxwell Lord es malvado y que hará lo que sea necesario para pararle. James le dice que suena igual que Astra y se dispone a ir a por él, pero Winn le bloquea la puerta para que no vaya diciéndole que si va así, no serán tan diferente a Astra y a Non. Kara pregunta qué pasa si no lo es. Winn le contesta que tiene que serlo porque si no ellos pierden. Kara dice que siente como si lo hubiera perdido todo: no puede parar a Maxwell o llegar hasta Astra, rescatar a Hank o salvar lo que tenía con Cat, incluso el recuerdo de su madre, algo con lo que siempre podía cambiar. Kara tiene muchos poderes pero ahora más que nunca se siente impotente. James y Winn le dan ánimos.


Supergirl vuelve a vistiar a Astra a la celda. Esta vez está lista para escuchar lo que tenga que contarle sobre su madre. En un flashback, Alura intenta hablar con Astra, le dice que cree en ella y que cree que Krypton se enfrenta a la aniquilación. Astra pregunta por qué la condena, la madre de Kara le responde que porque ha matado a gente y que eso no cambia nada. Ella está vinculada por más que sangre al tribunal que la condena y le promete que luchará por su causa, no a través del miedo y la manipulación sino a través de la compasión y la razón. Activa la baliza para Fort Rozz y le dice que la quiere. Astra le cuenta a Kara que su madre nunca dejó de creer en ella y que ambas se parecen. Kara pide a su tía que le diga dónde está Hank, pero ésta le dice que el único modo que hay es hacer un intercambio.

Supergirl y Alex preparan a Astra para el intercambio. El General Lane se lo impide. Alex le dice que sus órdenes allí es traer de vuelta a Hank y eso es lo que van a hacer. Si dan un paso más los militares le dispararán, pero el soldado que salvó Supergirl anteriormente se niega a obedecer al General. Lane le pregunta cómo saben que Non no les traicionará. Supergirl responde que no lo sabe, pero tiene fe.


Tras 48 horas, el intercambio de rehenes se efectúa. Cuando todo parece ir bien, Supergirl detecta que kryptonianos llegan volando. Alex, al verse rodeados, le dice a Hank que tiene que transformarse, algo que Supergirl escucha. Astra parece extrañada con Non al ordenar un ataque contra la DEO por lo que ordena que paren y se retiren. Non dice que deben atacar ahora, pero ella le contesta que honre el acuerdo que tienen y que no habrá más batallas por ese día. Non ordena retirada y los kryptonianos se alejan volando. Astra se dirige a su sobrina diciéndole que no confunda su compasión con debilidad, no es una tregua. Supergirl contesta que entonces lo llamarán un inicio. Al volver a la DEO, el General Lane le dicen que han retrasado lo inevitable, ya que con ese enemigo no se puede razonar. Hank le dice que con su vuelta, él ya no está al mando.


Cuando se quedan los tres solos, Supergirl pregunta a qué se refería Alex cuando dijo que se transformara, por lo que Hank no tiene más remedio que contarle la verdad. Kara le dice que podrían habérselo dicho, porque ella es capaz de guardar un secreto. Ambos contestan sonriendo que no puede.

En CatCo, Cat empieza a almorzar pero le falta algo y cuando va a llamar a Kara se da cuenta de que no está en su puesto. Justo en ese momento llega “Supergirl”. La magnate le dice que nunca se dio cuenta de lo absurda que parece con esa ropa y “ella” le dice que está allí porque James le dijo que quería verla por el tema de su asistente. Kara aparece por la puerta del despacho diciéndole que ya se lo dijo, que ella no era Supergirl. “Supergirl” dice que no puede quedarse más tiempo porque habrá gente que la necesite. Se despide de Kara con un apretón de manos, Kara le dice que le gusta su ropa y la “superheroína” le contesta que le gustan sus gafas. Cat se siente incómoda por la situación y se comporta como es habitual en ella. “Supergirl” se va y Cat le dice a Kara que puede recuperar su trabajo mientras no le diga a nadie que pensaba que ella era Supergirl. Cat admite que estaba equivocada, ya que al verlas en la misma habitación, no se parecen en nada.


Kara sube a la azotea donde se encuentra con Hank aún transformado en Supergirl, a medida que desciende se va transformando en su apariencia humana, pasando por la del marciano. Kara se lo agradece. El director le dice que no le hubiera importado tenerla en la DEO a tiempo completo. La kryptoniana le responde que no puede abandonar su trabajo, no es una identidad secreta para ella y le cuenta que casi hace algo que lo hubiera lamentado el resto de sus días. Hank le pregunta qué le detuvo y ella responde que sus amigos.

De vuelta a la oficina. Kara se mensajea con Clark. Éste le pregunta si está bien y si necesita ayuda. Kara le dice que está todo bien y que si necesita ayuda se la pedirá. Superman continua con “La sangre nos une a todos”. Supergirl le responde que eso no lo aprendió en Kasas y Clark concluye que eso lo aprendió de ella. En esos momentos llegan James y Winn. El fotógrafo le pregunta cómo están las cosas con Cat y Kara le responde que entró en razón y que ella también, dándoles las gracias por detenerla cuando quiso ir a por Maxwell. Winn responde que para eso los tiene ahí. James pregunta cuál es el plan contra el magnate y Kara dice que expondrán lo que sea que Maxwell trame y lo alejan para siempre.




En Lord Technologies, Maxwell accede a un área restringida donde le comunican que “la acaban de traer” cumpliendo todos los requisitos, sin parientes, ninguna conexión de ningún tipo. El magnate entra en una sala donde se puede ver el brazo cortado de Red Tornado y el cuerpo de una mujer, de nombre “Jane Doe” con goteros. Maxwell se presenta y le dice que la va a ayudar. La mujer abre los ojos, en negro, terminando así este episodio.

Opinión

Episodio correcto. Nadie está fuera de lugar en esta serie, sobre todo este episodio, que podría haber sido difícil de mantener, pero el guión está muy bien escrito. El elenco está a la altura de las expectativas y ‘Blood Bonds’ aún tiene más crédito. Melissa Benoist brilla por encima de todos.

Respecto a la continuidad, el equilibrio entre los episodios anteriores y nuevas parcelas es alentador.

Desde bombas al secuestro, de la tortura a perder un trabajo, etc. La serie retrata diferentes niveles de dramática y sin desacreditar cualquiera de ellos.

No debemos olvidar la subtrama de Winn y Jimmy. Los dos deciden investigar el extraño comportamiento de Maxwell Lord en los medios, pero nada termina funcionando bien. Increíblemente, Jimmy puede entrar en los laboratorios y descubre una puerta secreta, pero no va mucho más allá de eso. El misterio de extraños experimentos humanos tendrá que permanecer durante los próximos episodios. No pensemos que esta historia por sí sola es inútil, ya que sirve como el comienzo de otra investigación y como un disparo para Kara al llegar a su límite y explota su ira, un punto importante en el episodio.

‘Supergirl’ tiene uno de los mejores resultados de escritura que he visto para una serie en la mitad de una primera temporada.  

Mavi Lane

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario