sábado, 12 de diciembre de 2015

RESEÑA DE SUPERMAN/WONDER WOMAN #23

SUPERMAN/WONDER WOMAN #23

"Hambriento"

Guión: Peter J. Tomasi
Dibujo: Doug Mahnke
Tintas: Jaime Mendoza, Mark Irwin, Keith Champagne, Doug Mahnke
Color: Wil Quintana
Portada: Ed Benes, Pete Pantazis
Portada alternativa Looney Tunes: Karl Kerschl, Spike Brandt

Clark Kent debe de tomar medidas extremas para recuperar sus poderes, mientras tanto, Diana, Lois y Lana unen sus fuerzas para descubrir de una vez por todas quién se esconde tras esta nueva amenaza para Superman

RESUMEN 

 Comenzamos este nuevo episodio con Superman y Wonder Woman tratando de convencer al Parásito de que les ayude a localizar el rastro de  la fuente de energía que están persiguiendo, el  Hombre de Acero le promete la libertad una vez que les haya llevado al punto que buscan, pero el villano no se fía de los dos héroes y no quiere colaborar, actitud que exaspera a la Amazona que termina por golpear a Parásito, que al verse en esa situación termina por aceptar la misión que le encomiendan.


Pero el Parásito se encuentra sumamente débil, lleva varios días sin poder recargarse de enegía y pide a Wonder Woman que tome su mano para así recargarse con su poder, la Princesa le amenaza con matarlo si no la suelta en cinco segundos, el villano asiente, tras sujetar su mano se resiste a soltarla, pero finalmente lo hace. Una vez recargado introduce sus manos en la tierra para acceder al campo magnético de la Tierra y tratar de detectar las coordenadas del flujo de energía que están buscando.


Mientras tanto, en un lugar remoto Bend conversa a través de una enorme pantalla con Vandal Savage, el cual le dice a Bend que deben de ser pacientes para ejecutar a la perfección sus planes, ya que llevan miles de años esperando para realizarlo y nada debe estropearlo, Bend no se muestra conforme y según avanza la conversación descubrimos que Vandal Savage es su padre, al finalizar la conversación vemos como Bend se muestra partidario de asesinar a Vandal, al tiempo que entra en una enorme sala en donde se encuentra Firestorm en una enorme esfera de la que emanan grandes cantidades de energía.


Por su parte, Superman, Wonder Woman y el Parásito han llegado hasta Kentucky siguiendo el rastro de energía, el punto de origen se encuentra en la otra orilla de un lago que cruzan buceando, al llegar a la superficie se encuentran con unos esbirros de Vandal que al ver a nuestro héroes comienzan a transformarse en agujeros negros, Parásito al verlos se abalanza sobre ellos en busca de más energía, Wonder Woman emplea su lazo para detener al villano y minutos después localizan una compuerta de acceso a una entrada subterranea por la que acceden los tres.


Tras caminar por un pasillo acceden a la enorme sala en donde se encuentra prisionero Firestorm, junto a él se encuentran los criminales de las instalaciones de Steel, a través de una pantalla Bend les dice que los criminales están bajo su control, y que van a matarles inmediatamente, el Hombre de Acero se sorprende al descubrir que Bend también forma parte de la conspiración, y éste le dice que trabajar para el Presidente Obama formaba parte de un plan que Superman jamás podrá entender. Parásito al sentirse en peligro pide a los dos héroes que le dejen marchar tal y como pactaron, pero es demasiado tarde, ya que los criminales comienzan a rodearlos y nuestros héroes junto con Parásito se ven obligados a pelear.


La pelea es feroz, los tres combaten al borde de sus fuerzas, mientras que Bend se jacta de que su plan está siendo tan exitoso que Superman ha tenido que aliarse con un villano para intentar derrotarlos, en un determinado momento y en un descuido de la Amazona, ésta es capturada y encerrada en un enorme esqueleto metálico que comienza a amenazar a Superman, finalizando de esta manera este capítulo.


 OPINIÓN

 Los villanos de esta historia definen sus planes como algo milenario y definitivo, pero lo que no dicen es que sus planes son el remedio para el insomnio de cualquier lector.

La saga que tenemos en manos avanza a cuentagotas, se hace absolutamente cuesta arriba mes tras mes ver como todavía queda bastante para ver el desenlace de este culebrón.

Pero lo malo no es eso, lo malo es que constantemente en todos los numeros ya se repiten los mismos parámetros sin ningún tipo de pudor por parte de los guionistas, es decir, opcion A: el Hombre de Acero en las situaciones más rocambolescas que uno se pueda imaginar, por ejemplo, Superman luchador clandestino en un ring, o bien opción B: Los dialogos y actitud del kryptoniano que parecen sacados de una película de Los Mercenarios, solo falta Jason Statham por estos lares a ver quien es el más macarra y duro del barrio. En fin, vendrán tiempos mejores, mientras tanto toca conformarse con esta historia de infame calidad.

Salvaremos hoy la parte gráfica, Doug Mahnke me parece un dibujante competente y realiza buenos y estilizados dibujos de Wonder Woman, lo único que merece la pena de la historia que hoy hemos reseñado.

Tic tac, tic tac, un número menos para que acabe este suplicio amigos...

Nacho Rodríguez.







Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario