lunes, 22 de junio de 2015

Reseña de Convergence #0

Convergence #0

"El Dios Máquina"

Escritor: Dan Jurgens & Jeff King
Lápices: Ethan Van Sciver
Entintador: Ethan Van Sciver
Portada principal: Ethan Van Sciver con Marcelo Maiolo

¿A dónde van los mundos cuando mueren? Los temblores se sienten por todo el Multiverso, los días perdidos de Superman después de "Doomed", World's End, todos esos puntos convergerán en una historia del universo DC que girará desde una nueva perspectiva, la perspectiva de un rabioso dios y su hijo arrogante. La más grande historia de DC Comics une literalmente cada historia de DC Comics contada. Y todo empieza desde aquí. Kingdom Come, Red Son, Liga de la Justicia del Salvaje Oeste, Capitán Carrot y el Zoo Crew, todos los mundos que recuerdas pueden ser encontrados aquí. Toda las historias importan.

Resumen

Iniciamos este arco argumental con Superman materializándose en mitad de la nada sin saber a dónde ha llegado y únicamente recordado que Brainiac había tratado de infectarle con el virus Doomsday y por eso lo lanzó al hoyo negro para salvar Metrópolis y tal vez esa sea la causa de encontrarse en mitad de ningún sitio.


De pronto una voz habla a Superman explicándole que hasta ese lugar le ha llevado Vril Dox, y que sin importar el universo o la línea temporal el Hombre de Acero siempre acapara toda su atención, Superman se gira sólo para contemplar una enorme cabeza de aspecto calaverico que se asemeja a Brainiac, sin embargo Superman no le reconoce como tal y le exige que le devuelva a Metrópolis para atrapar a Dox pero la voz dice que Dox ya no está y que ahora forma parte de él porque ahora todos son Brainiac y que si Superman quiere seguir viviendo deberá superar una prueba.



El Hombre de Acero le pregunta si ha matado a Vril Dox a lo que la enorme cabeza responde que ha sido el propio Superman quien ha asesinado a Dox ya que finalmente se ha cumplido la resolución de matar a Superman o morir a manos de Superman.


La voz de Brainiac continúa explicando a Superman que pese a ser alguien tan pequeño y débil, el Hombre de Acero se ha convertido en una amenaza constante logrando escapar a su invento más prometedor, y es en ese instante cuando Superman aparece engrilletado a una enorme máquina al tiempo que la voz le dice que está ahí para lograr un próposito más grande y que el lugar en el que se encuentran no es si no un escenario en donde pueden verse las muchas veces que otros Superman de otros universos y líneas temporales han muerto tratando de salvar vidas y uno de ellos incluso murió en manos de Doomsday.


Superman le responde que no piensa morir en ese lugar atacando a Brainiac con su visión calorífica, sin embargo una descarga deja aturdido al kryptoniano al tiempo que Brainiac le replica que se siente fascinado por la gente que vence a la muerte y que piensa destruir su mundo, Superman se recupera de la descarga e intenta liberarse de los grilletes dándose cuenta que Brainiac ya no se encuentra allí.


En un nuevo esfuerzo Superman se libera de los grilletes y golpea una pared la cual atraviesa solamente para aparecer en un paraje desértico sin ningún tipo de vestigio de civilización en millones de kilómetros, de pronto semiescondida, el Hombre de Acero atisba una sombra a la que comienza a perseguir sin alcanzarla al tiempo que escucha una voz que grita: "¿dónde está tu ciudad?", Superman finalmente alcanza al desconocído que resulta ser otra versión de Brainiac que vuelve a preguntar por el paradero de su ciudad.


Superman no lo reconoce como el Brainiac al que se había enfrentado en los momentos previos y esta nueva versión del villano le responde que se ha ido, el Hombre de Acero usa su fuerza para intimidar a este Brainiac y éste al enterarse de que Superman ha escapado de la prisión a la que había sido engrilletado admite que su amo llevaba razón al decir que todas las líneas temporales acaban siempre en el Último Hijo de Krypton.


Superman le exige que le lleve a Metrópolis, esta nueva versión de Brainiac al tiempo que va cambiando de aspecto, le dice que puede elegir a qué Metrópolis quiere ir, ya que él es quien custodia varias Ciudades del Mañana de diferentes líneas temporales, este Brainiac le pregunta a Superman qué le ha hecho a su amo para que aún no haya regresado de robar la línea temporal a la que pertenece Superman, y éste le responde que no ha hecho nada porque todo el tiempo ha estado en ese lugar al tiempo que comienza a golpear al villano exigiéndole que le lleve de regreso a su Metrópolis.


La lucha finaliza en la azotea de un Daily Planet que Superman no reconoce mientras que Brainiac toca la frente del Hombre de Acero y comienza a explicarle que el lugar donde se encuentran hace mucho tiempo era un lugar en donde la vida fluía de manera equilibrada hasta que su amo descubrió ese lugar y lo transformó a su voluntad para llevar allí todas las ciudades que él considerara merecedoras de estudio de diversas líneas temporales, él sobrevivió y su amo lo sacó del tiempo y del espacio para que él fuera el custodio de esas ciudades que permanecerían por siempre suspendidas en animación durante toda la eternidad.


Este Brainiac dice que desconoce quién es pero si sabe que no es su amo ni niguna de sus variantes, al tiempo que de su cuerpo comienzan a salir todas la versiones conocidas del villano, que muestran las ciudades que tienen bajo custodia, Superman usa sus poderes de visión para contemplar enfurecido cómo todos sus habitantes permanecen en ellas intentando escapar desesperadamente.


El Hombre de Acero comienza a golpear furioso a las distintas versiones de Brainiac, las cuales se regeneran décimas de segundos después de ser destruidas por Superman hasta que una de las versiones le hace caer en la cuenta de que el amo quiere traer una ciudad de la línea temporal del kryptoniano y a través de un remolino envía a Superman de vuelta pero haciendo que no recuerde nada de lo que ha visto hasta que llegue el momento oportuno de rememorarlo.


Las versiones de Brainiac comienzan a desintegrarse para conformar una nueva versión distinta por completo a las anteriores y que dice que va a subsanar el error de su amo y va a ser esa nueva versión la que decida qué linea temporal debe ser restablecida y cuál debe morir definitivamente.


Opinión

Dan Jurgens a los mandos, ya sea en el guión o bien con los lápices, es sinónimo de buenas historias en lo que al Hombre de Acero se refiere, estamos en el número cero de esta nueva epopeya y me deja muy buenas sensaciones.

Brainiac últimamente está siendo un quebradero de cabeza enorme para Superman y en manos de un guionista que se tome en serio la gran leyenda que es y que lleva sobre sus espaldas nuestro kryptoniano favorito da como resultado una buenísima historia en la que podremos ver versiones de los personajes que los más viejos del lugar recordamos y añoramos y los nuevos aficionados podrán ir conociendo.

Resalto el dibujo realizado durante todo el cómic de Ethan Van Sciver, era un poco desmoralizante ver cómo, salvo puntuales excepciones, los dibujantes de Superman hacían gala de una nefasta aptitud, pero reconforta ver que hay una nueva hornada de trabajadores de la viñeta que pueden ser muy válidos para Superman durante bastante tiempo.

En definitiva, un cómic muy recomendable que nos hace tener ganas de tener el siguiente número en nuestras manos para ver cómo evoluciona esta historia.

Nacho Rodríguez

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario