martes, 14 de abril de 2015

Reseña de Superman #39

Superman #39

"24 Horas"

Escritor: Geoff Johns
Lápices: John Romita Jr.
Entintador: Klaus Janson
Portada: John Romita Jr. & Klaus Janson con/Martin

Esta historia emocional revela un lado pocas veces visto de El Hombre de Acero como una persona común, ¡el equipo de la super-estrella Geoff Johns, John Romita, Jr. y Klaus Janson continúan su carrera épica en la serie!

Resumen

La señorita Janet, en Kansas, introduce un paquete en un buzón de correos para Clark Kent en nombre del misterioso hombre que ha estado monitoreando desde la llegada de Ulises. Él se revela como el Sr. Oz.


En Metrópolis, nos encontramos con Clark Kent, que acaba de revelarle a Jimmy que es Superman. Como era de esperar Jimmy está inundado de la emoción y pide a su amigo que le lleve volando - que, a causa de la erupción solar, ahora no puede hacerlo.


Jimmy está muy escéptico. Clark le muestra cómo sus gafas alteran su color de ojos y le dan una forma distinta a sus ojos, pero no termina de creérselo, ya que hasta el traje es distinto. Haciendo un recuento de los acontecimientos que condujeron a la actualidad, Clark revela que está sin poderes durante las próximas 24 horas, hasta que pueda regenerar sus habilidades. Clark pierde sus superpoderes y parece incómodo ya que no puede volar ni para ir a trabajar, o vestirse correctamente por el clima, algo que sus poderes suelen hacer sin esfuerzo.


Mientras que los dos amigos caminan por un parque, un joven intenta recuperar una cometa que ha quedado encajada en un árbol, el joven pierde el equilibrio y cae, sin pensarlo dos veces Clark corre para atraparlo amortiguando la caída. Jimmy se da cuenta de que Clark tiene una herida en el brazo, éste se encoge de hombros diciendo que ha desangrado en otras ocasiones, pero Jimmy señala su realidad y recordándole que sangró, pero cuando un enemigo del tamaño de Mongul lanza asteroides en su cara.


Los dos llegan tarde a una reunión con Perry, Lois, Steve y otros empleados del Daily Planet. Perry da la bienvenida a Clark en su vuelta al periódico y lo elogia por el artículo de primera plana sobre Ulises. Lois sonríe y le dice a su amigo que es el primero y el último título que va a disfrutar. Clark sonríe hojeando la copia y se corta por primera vez con el papel. Steve se ríe de él, pero un miembro del personal interrumpe la reunión con una alerta de una situación de robo y rehenes.


Clark sale a toda velocidad a la calle con Lois y Jimmy detrás de él. Pierden a Clark entre la multitud y se desvanece en un callejón. Lois sigue enfurecida porque Clark siempre se le adelanta. Jimmy se sorprende cuando Clark llega vestido como Superman. Jimmy está preocupado cuando Superman camina entre la multitud hasta el ladrón. Clark llega al hombre señalando que él no ha hecho daño a nadie todavía y disparar a un hombre a prueba de balas solo lograría un arresto. Él irá a prisión por el robo, pero por una sentencia mucho más corta que si mata a su rehén.


Jimmy y Lois ven con horror como Superman acerca el pecho hasta el cañón de la pistola y le pide de nuevo que se retirare. El rehén se dirige a su captor y señala que Superman es alguien en el que puede confiar en su palabra. El pistolero, vacilante, entrega su arma a Superman y le da las gracias por prevenir un error potencialmente horrible.


Segundos después Superman y Jimmy se encuentran en un callejón oscuro y Jimmy regaña a su amigo por lo que hizo sin superpoderes. Superman señala que no tenía otra opción que tenía que tomar medidas. Superman ve a los paparazzi que comienzan a pulular sobre la escena y se pregunta cómo Batman se escabulle tan fácilmente. Jimmy tira de su capa y señala que Clark debe mirar a sus pies.


Superman puede volar de nuevo, y Jimmy está en éxtasis y toman un perrito caliente y refresco encima del Daily Planet. Jimmy le hace una pregunta candente - ¿Qué se siente al ser humano durante un día? Clark señala que, en general, a pesar de los diferentes desafíos, en realidad no era tan diferente como él pensaba que iba a ser.


Al día siguiente, Clark recibe el paquete de la Sra. Oz. Desconcertado, Clark descubre que es un libro con el escudo de Superman, que sin embargo está en blanco.

El Sr. Oz observa desde lejos y señala que el futuro no está escrito pero que Clark y sus amigos lo verán pronto.

Opinión

Mientras que el artista John Romita, Jr. parece que se asienta en el futuro previsible, Superman # 39 marca el final de Geoff Johns en la serie. Johns adopta un enfoque muy diferente en este número, que es básicamente un epílogo a la historia de Ulises. Él y Romita examina esa vieja pregunta - ¿qué hay debajo del traje y los poderes que verdaderamente hacen que Superman sea súper? Esta historia de bajo perfil es una manera apropiada de que Johns tenga su salida. Es ciertamente más satisfactoria en este sentido que su salida de los cómics hace unos años.

Johns construye esta historia a partir de la decisión de Superman de "desenmascarse" a sí mismo ante Jimmy Olsen, y gran parte de este capítulo es un examen de su amistad. Hay un elemento de cómico en la historia, cuando Jimmy no acepta plenamente que Clark Kent es el Hombre de Acero hasta el final. Y también hay un claro intento de humanizar a Clark según narra las diversas maneras que percibe el mundo, y cómo todo eso ha cambiado ahora que ha perdido temporalmente sus poderes. Y finalmente, Clark está llamado a salvar el día a pesar de no tener acceso a esos poderes. John tiene éxito en tanto que destaca su heroísmo y el vínculo Clark/Jimmy que hemos visto tan poco en Los Nuevos 52.

Por desgracia, este no es el número fuerte de Romita. Sus lápices (así como tintas de Klaus Janson) parecen un poco más suelto y más irregular, lo que dificulta las escenas que giran en torno a diálogo y el trabajo facial (es decir, - la mayor parte del cómic).

En resumidas cuentas, la narración general es tan fluida como siempre, pero la ejecución no está muy allá.

Mavi Lane

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada