domingo, 4 de enero de 2015

Reseña de Injustice: God Among Us #20 (Año 2)

Injustice: God Among Us #20

Escritor: Tom Taylor
Lapices: Bruno Redondo
Tintas: Julien Hugonnard-Bert
Color: Rex Lokus
Portada: Stéphane Roux

Canario Negro y Harley Quinn combaten y empatizan de forma simultánea en el antiguo cuartel general de Green Arrow. Mientras, Guy Gardner informa a los Guardianes sobre su derrota en la Tierra, Gordon y las Aves de Presa comienzan su levantamiento en Gotham.

Resumen

Comenzamos este nuevo capítulo con Oráculo comunicándose con Canario Negro, esta última ha dejado Gotham por unas horas y se dirige a la Arrowcueva a resolver unos asuntos pendientes.


Al entrar en ella se encuentra a Harley Queen apuntándola con un arco, Canario Negro la pide que se vaya de allí y Harley la lanza unas pantuflas supuestamente explosivas, comenzando así una pelea entre las dos mujeres, sin embargo durante la lucha, Canario Negro debe parar porque se encuentra mal y termina por vomitar.


Harley ata cabos y deduce que su contrincante está embarazada haciendo chistes con el asunto y sentándose finalmente junto a ella para confesar que ella también es madre de una niña, que el Joker nunca supo de su existencia, por eso ella desapareció durante un año y que la pequeña se está criando con su hermana. Finalmente pregunta a Canario Negro si el padre es Green Arrow y si Superman lo asesinó, Canario Negro responde afirmativamente a las dos preguntas diciendo para terminar que se encargará de parar al Hombre de Acero, Harley se une a ella ya que según sus propias palabras "Superman mató también a su hombre y tiene muchas razones para odiarlo" for,jandose así una alianza entre la heroína y la villana.


Mientras tanto En Oa, los Guardianes se encuentran extrañados ante la falta de noticias de la Tierra, cuando ante ellos, se presenta Guy Gadner herido y explica que dos Siniestros le han interceptado en una de las rutas que ha tomado, que todos los Lanterns que enviaron a la Tierra continuaban con vida y que por el momento Hal Jordan y John Stewart no apoyan los planes de Siniestro pero que hay que enviar a todos los Lantern disponibles para combatir a Superman y a los Siniestros, los Guardianes se niegan a ello, ya que los Lantern disponibles se encuentran en otras misiones a lo largo de universo.


De vuelta a la Tierra, en Gotham Canario Negro, ya de regreso, La Cazadora y Batwoman, bajo las órdenes de Oráculo, han unido sus fuerzas con los agentes Montoya y Bullock para recuperar la ciudad parando al ejército de metahumanos que ahora se han dividido en unidades de a dos.


Bullock y Montoya distraen a dos de ellos mientras que La Cazadora les golpea rompiendo sus comunicadores para que no puedan avisar a Superman de las habilidades sobrehumanas que han adquirido los agentes tras haber tomado las píldoras, Batwoman se une a la lucha cuando uno de los dos metahumanos trata de escapar pero es golpeado y detenido por Gordon, Bullock lee sus derechos al metahumano pero el Comisario le dice que no es necesario que lo haga y que son invasores y no delicuentes, que han de interrogarlos y retenerlos sin juicio alguno ya que no tienen derechos.


Opinión

Entretenidísimo capítulo, de inicio podemos ver a una hilarante Harley Queen apuntando con el arco y con unas subrrealistas pantuflas que ella dice que son explosivas a Canario Negro para un par de páginas después conmovernos con la historia de su híia abandonada y poniéndose seria para forjar una alianza con la heroína.

De otro lado, los Guardianes parecen dejar momentaneamente a su suerte a la Tierra en donde Gordon y las Aves de Presa están iniciando movimientos para recuperar el control de Gotham, un Gordon que siempre cumplió la ley y en esta ocasión ve al enemigo como invasores a los que no concede derecho alguno.

Un cómic fantástico en definitiva, en el que la parte gráfica saca una magnífica nota una vez más.

Nacho Rodríguez

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario