sábado, 21 de diciembre de 2013

Reseña de Justice League #25


Justice League #25

"Siempre perdido"

Escritor: Geoff Johns
Lápices: Doug Mahnke
Entintadores: Christian Alamy, Mark Irwin, Keith Champagne, y Doug Mahnke
Portada: Ivan Reis, Joe Prado y Rod Reis
Portada alternativa: Aaron Kuder y Brad Anderson

Continúa "Forever Evil" mientras el Sindicato del Crimen persigue a los pocos héroes lo suficientemente insensatos como para retarles, incluyendo el protegido de Batman, Dick Grayson. Pero Owlman tiene otros planes para Nightwing, y el compañero de equipo de Owlman: el ser más mortífero del planeta, Ultraman.

Resumen

Hace 30 años en la Tierra 3, en la ciudad de Gotham. Thomas y Martha Wayne acaban de llevar a sus hijos, Thomas y Bruce, a ver una película. De camino al coche, Thomas y Bruce sacan un arma apuntando a sus padres diciéndoles que no van a perder más su tiempo viendo como ellos despilfarran su herencia. Bruce decide que él no puede hacer daño a sus padres y lucha con su hermano. Alfred, el Outsider, dispara a Thomas, Martha y Bruce, matándolos. Thomas ve un búho en el cielo, su nuevo tótem.

De vuelta al presente, en nuestra Tierra, en Chicago, Eel O'Brian espera a su jefe para hacerle la pelota al Sindicato cuando desde arriba Owlman aparece y se lleva a los mafiosos. Eel termina recibiendo un disparo cuando un tanque de productos químicos cae encima de él, estrando su cuerpo en algo no del todo humano. Owlman, sin embargo, no logra reclutar a un hombre llamado Bertinelli a su causa.

Más tarde, en la base del Sindicato, Owlman le dice a Grid que desactive todas las cámaras de seguridad porque va a tener una charla con Nightwing. Owlman revela que él fue el que mató a la familia de la tierra 3 de Dick Grayson. También le dice que aunque el Sindicato del Crimen puede querer una cosa, él quiere otra. Justo en ese momento, Nightwing se libera y los dos luchan. Owlman le dice que aquí, en la Tierra Nueva, Ultraman, por primera vez, es débil, ya que su suministro de kryptonita es limitado, y por eso, Owlman, con la ayuda de Nightwing, pueden tomar de nuevo la Tierra y derrotar a Ultraman y al Sindicato de una vez y por todas. Vemos como fuera de la celda donde Owlman y Nightwing hablan, se encuentra Superwoman que ha estado escuchando toda la conversación, todo el tiempo.

Opinión

Cada número de este arco se centra en un miembro diferente del Sindicato del Crimen, y esta vez le ha tocado a Owlman. Geoff Johns tiene un reto interesante al establecer el origen de Owlman de Los Nuevos 52. Él ya ha subvertido hábilmente el origen de Batman una vez con el Batman de Flashpoint, y Scott Snyder recientemente ofreció su propia visión sobre el surgimiento de Owlman de la Tierra-1. Johns termina combinando algunos elementos de ambos personajes y establece este Owlman tan firmemente diferente de cualquiera de los dos personajes. Este Owlman trata menos sobre el mal que sobre el control y el orden. Pone en juego el tema principal de este evento - "El mal es relativo" - y aún más, aviva las llamas de una gran confrontación entre Owlman y Ultraman.

Sin embargo, Johns no sólo se centran en flashbacks de la Tierra-3. Gran parte de este número está dedicado a la exploración de la relación entre Thomas Wayne Jr. y Dick Grayson de su mundo y este nuevo mundo. Forever Evil ha sido un poco demasiado evasivo sobre las provocaciones y los planes secretos de Owlman, y este número tien un largo camino siempre y cuando responda hacia alguna buena dirección. También hay material muy agradable que se centra en la muchedumbre tratando de apaciguar al Sindicato del Crimen. Al igual que en The Dark Knight, hay un sentido de delincuentes comunes que luchan por mantenerse a flote en un mundo en el que los psicópatas sobrehumanos están incursionando a todos los demás.

La mala noticia es que Ivan Reis no está en los lápices de este número. La buena noticia (para esta serie, no para Justice League of America) es que Doug Mahnke ocupó su lugar. El estilo oscuro y detallado de Mahnke se ajusta muy bien a la crónica de las hazañas de Owlman y esquemas clandestinos. Es un número de gran impacto visual gracias a la labor del trabajo de carácter refinado destacando las similitudes y diferencias entre Owlman y Batman.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario