domingo, 19 de junio de 2016

[RETRO RESEÑAS] RESEÑA DE SUPERMAN: FUNERAL POR UN AMIGO #1

SUPERMAN: FUNERAL POR UN AMIGO #1

"Muerte de una leyenda"

Guión: Jerry Ordway
Dibujo: Tom Grummett
Tintas: Doug Hazlewood
Color: Glenn Witmore
Portada: Tom Grummett

El cuerpo sin vida de Superman yace en las calles de la Ciudad del Mañana. Amigos y enemigos del kryptoniano no dan crédito a lo que ven. Mientras  que sus aliados tratan de resucitar al mayor de los héroes, siniestros intereses comienzan ya a amenazar la integridad del cádaver del Hombre de Acero

 Nota: El presente cómic reseñado corresponde a The Adventures of Superman #498 de fecha de publicación enero de 1993.


RESUMEN

Superman yace muerto en las calles de Metrópolis, Lois Lane se encuentra junto a él y nadie da crédito a lo que ve. Lo que parecía imposible ha sucedido: El Hombre de Acero ha muerto salvando el mundo. Dubbilex trata de leer la mente de Doomsday, detectando que ya no existe actividad cerebral en el monstruo. Lois desesperada pide ayuda, y el Guardián trata de reanimar inutilmente a Superman. Segundos después, un equipo de paramédicos tratan de reanimar al kryptoniano mediante descargas eléctricas, pero tampoco parece surtir efecto. El Guardián les pide que insistan toda vez que Jimmy y Cat tratan de alejar a Lois de la trágica escena.


Lex Luthor llega hasta el lugar donde se ha producido la muerte de Superman, entre los escombros encuentra el cuerpo de Supergirl en estado de protomateria, llevándoselo consigo de regreso a la torre Lexcorp. La noticia del fallecimiento del kryptoniano comienza a propagarse por todo el planeta, José Delgado, Gangbuster, no puede creer lo que escucha, al igual que Ma y Pa Kent, que desde Smallville contemplan consternados la noticia de la muerte de su hijo adoptivo.


En la torre LexCorp, Supergirl regresa a su estado normal, dejando visibles las heridas que Doomsday la causó como señal de respeto al sacrificio de Superman. Lejos de allí, el señor Westfield, director de Cadmus, llega junto con un equipo para llevarse los cuerpos de Doomsday y del kryptoniano. El Guardián no confía en Westfield, y uniendo fuerzas junto con los agentes de la Unidad de Crímenes Especiales y tras un altercado, logran que el cuerpo del Hombre de Acero no se mueva del lugar.


Un par de minutos más tarde, llegan hasta allí el profesor Hamilton y Bibbo, el científico lleva un amplificador de energía con el que intentar que el corazón de Superman vuelva a latir. Ayudados por el Guardían y Dubbilex lanzan un nuevo intento para resucitar al kryptoniano, pero nuevamente los esfuerzos son inutiles, logrando unicamente una gran explosión.


Mientras tanto, en la redacción del Planet Jimmy Olsen entrega a Perry White las fotografías de la batalla entre Superman y Doomsday, ambos contemplan como Lois Lane escribe la crónica de la muerte de Superman, al tiempo que en el periódico se propaga la noticia de que Clark Kent está desaparecido a causa de los destrozos provocados por Doomsday en la Ciudad del Mañana, por lo que Perry dice a la periodista que se encargará de honrar la memoria de Clark y de Superman, finalizando de esta forma este primer capítulo.


OPINIÓN 

Que el más grande de todos los héroes haya muerto conlleva una serie de consecuencias que empezamos a ver en este primer capítulo de Funeral por un amigo.

Desde el dolor desgarrador de Lois, pasando por la impotencia de sus padres adoptivos, los inutiles esfuerzos de los amigos del kryptoniano por resucitarlo, la indolencia de Lex Luthor, y sobretodo las maquinaciones del director de Cadmus por hacerse con el cuerpo del Hombre de Acero y experimentar con él. No quiero olvidarme de la sutil manera en la que al finalizar al capítulo se hace referencia a que Clark Kent ha desaparecido durante la batalla, preservando así la identidad secreta de Superman y justificando por completo el dolor de Lois Lane. Una jugada francamente inteligente del guión.

Un cómic absolutamente realista, que en nada desmerece a los números anteriormente reseñados, en los que hemos cambiado la acción trepidante por las reacciones de los personajes secundarios al encontrarse inesperadamente en un mundo que ha perdido a su mayor héroe.

El guión corre a cargo de Jerry Ordway, toda una leyenda en la historia de Superman, acompañado de un Tom Grummett que nos regala espectaculares viñetas en cada página del cómic, conformando así una espectacular historia que no ha perdido ni un ápice de su interés después de 23 años de vida.

El principio de un arco argumental francamente recomendable que todo aficionado de Superman debe de conocer y conservar como el gran tesoro que es.

Saludos, hasta una próxima reseña.

Non




Reacciones:

1 comentario:

  1. Hola, buena reseña sigan sacando de los siguientes porque esos cómics no tuve oportunidad de leer pero de esta manera es como si los estuviera leyendo. Saludos desde Nicaragua.

    ResponderEliminar