martes, 6 de octubre de 2015

Reseña de Superman #44

SUPERMAN #44

"Antes de la verdad (Parte cuatro)"

Guión: Gene Luen Yang
Dibujo: John Romita Jr.
Tintas: Klaus Janson
Color: Dean White, Leonardo Olea
Portada: Aaron Kuder, Janson, White
Portada alternativa 75 aniversario Green Lantern: Kevin Nowlan

El épico arco argumental "Verdad" llega a su punto culminante cuando los empleados del Daily Planet se convierten en los primeros damnificados por la revelación del secreto de la identidad de Clark.


RESUMEN

Comenzamos este nuevo número en Metrópolis, más concretamente en la calle Clinton, en donde una camioneta avanza veloz por la avenida tripulada por la banda criminal denominada "Royal Flush Gang", la cual está buscando a Clark Kent para ajustar cuentas al haberse descubierto que en realidad es el Hombre de Acero. Nuestro héroe camina apaciblemente por la calle cuando los crimininales le localizan y lanzan una descarga de energía que alcanza al reportero, tratando de zafarse del ataque.


 Clark se enfrenta al jefe de la banda, lo que exaspera a éste y que provoca que ordene de malas formas a sus esbirros que ataquen al reportero iniciándose así un intercambio de golpes, aunque Clark termina por derrotar a los matones, a excepción de una mujer que se ha sentido ofendida por las palabras del jefe de la banda, lo que provoca que comience a golpear al hombre aprovechando que se encuentra caído en el suelo a causa de la pelea.




Clark para a la mujer y en esos instantes llega la Policía de Metrópolis al lugar, al ver que se trata del reportero, uno de los agentes piensa que deberían avisar a los Federales, pero de pronto por la radio del policía se escucha que el edificio del Planet ha sido tomado por la fuerza y hay rehenes, Clark escucha esto y de dirige hacia el periódico. En una de las plantas se encuentra la villana conocida como Livewire que tiene como rehén a Steve Lombard.


La puerta del ascensor se abre y Clark aparece exigiendo a la villana que libere a Lombard, la mujer amenaza al rehén, pero Clark evita que sea herido. Lombard aprovecha para huir de la escena y se inicia una nueva pelea entre nuestro héroe y la villana, Clark es alcanzado por un rayo de energía y al levantar la vista se encuentra con que Livewire no está sola, ya que junto a ella hay un grupo de villanos conformado por Killer Crock, Skull, y Killer Frost entre otros.


Lejos de allí, el General Sam Lane junto con Lois están viendo los noticieros que emiten las televisiones y que hablan del incidente en el Planet, el General da la enhorabuena a su hija por las agallas que ha demostrado al revelar el secreto de Superman, pero la periodista no se muestra conforme y pide a su padre que ayude al Hombre de Acero enviando sus tropas, pero las intenciones del militar son muy distintas ya que quiere capturar al kryptoniano. De pronto la puerta de la sala en la que se encuentran y un militar avisa al General de que dos hombres quieren verle.


Mientras tanto en el Planet, Clark continúa enfrentándose a los villanos, poco a poco y usando todas sus fuerzas consigue derrotarlos uno a uno hasta que obtiene la confesión de Killer Crock acerca del paradero de los empleados del periódico.


Segundos después Clark abre la puerta de un despacho encontrándose con sus compañeros atados y con la desagradable sorpresa de que están siendo custodiados por Dylan, un antiguo cartero del Daily Planet el cual perdió a su esposa durante un ataque de Titano culpando por ello a Superman. El hombre abre fuego contra el kryptoniano, pero nuestro héroe logra derrotarlo, sin embargo una bala perdida termina por herir a Perry White en el hombro.


Horas después de estos sucesos Clark visita a Perry en el hospital, el editor le dice que Dylan solamente es la punta del iceberg y que por culpa de la identidad secreta del reportero ahora todos los que le rodean están en peligro para acto seguido despedirlo de su periódico, Lois entra en ese momento y el saludo de Clark es frío, al tiempo que se marcha de la habitación.


Tras esta circunstancia, Clark ya vestido de Superman y con la ayuda de Jimmy graba un vídeo en el que advierte a su enemigos que si se atreven a dañar a la gente que ama les devolverá el daño que causen multiplicado mil veces. Lois sube hasta la azotea en donde se ha filmado el vídeo y pide a Clark que no la aparte, pues quiere ayudarle y que lo que ha dicho en la grabación no es lo que se espera de Superman, Clark responde que se ha quedado sin apenas poderes y hoy por hoy ese es el único medio que tiene para defender a los que le rodean para después abandonar el tejado de un potente salto.


Clark llega de incógnito a un motel para esconderse y en donde comprueba que sus tarjetas bancarias han sido canceladas por lo que debe de pagar en efectivo la habitación, en la que minutos después decide cambiar su aspecto cortándose él mismo el cabello.



Mientras tanto lejos de allí, HRDR_ROOT, el cual ha adoptado la forma de otro hombre se encuentra junto con Yurei jactándose de tener un nuevo cuerpo, al tiempo que se abre una puerta en la que se discierne una silueta de mujer que parece ser Wrath, toda vez que el villano anuncia sus planes de obligar a Superman a ayudarlos a rehacer el mundo finalizando así este capítulo.


OPINIÓN

Estamos ante un número que sigue la estela de capítulos anteriores, si bien podriamos decir que leyendo esta trama de forma conjunta con Action Comics vamos viendo como las piezas del puzzle comienzan a encajar, estamos ante más de lo mismo, es decir, peleas y más peleas que se convierten ya en algo repetitivo y que hace que uno se pregunte a dónde quiere dirigirse esta historia. ¿Quiere ser un remake de aquella saga de Daredevil llamada "Pariah"? ¿Quiere ser algo completamente distinto a todo eso y llevar a Superman al límite y a que lo apaleen en cada número? Porque de momento solamente tenemos que a cada segundo le ponen la cara como un mapa y poco más.

Me resulta una historia plana, los personajes son absolutamente planos, no veo mucha lógica la reacción de Perry White. Es como si el mundo se hubiera olvidado de las veces que Superman ha salvado el mundo, aunque pensándolo bien, este Superman pocas veces, desde el reinicio se ha mostrado como el Superman que todos añoramos.

Me gustaría saltarme mi opinión acerca de la parte gráfica, pero es que es imposible no decirle a Romita Jr. que se plantee abandonar para siempre a un personaje, al que mes tras mes ha masacrado con su dibujo soez y chusquero.

En definitiva, un mes más de este suplicio y un mes menos (que eso sería la parte buena de todo esto) para que se acabe esta sorprendente saga (leáse lo de sorprendente con el modo irónico puesto en ON).

Nacho Rodríguez

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada