lunes, 29 de junio de 2015

Reseña de Convergence #2

Convergence #2

"La Encarnación del Planeta"

Escritor: Jeff King
Lápices: Carlo Pagulayan
Entintador: Jason Paz
Portada principal: Ivan Reis, Joe Prado y Peter Steigerwald

Mientras Telos, la Encarnación del Planeta, derrota fácilmente a los supervivientes de Tierra 2, Thomas Wayne y Dick Grayson se las ingenian para encontrar ayuda en la Gotham City pre-Flashpoint. Las implicaciones emocionales de estos mundos chocan cuando Thomas Wayne se enfrenta al Batman de este mundo, el padre que conoce al hijo.

Resumen

Comenzamos esta segunda reseña de la colección principal de la saga con una voz en off que nos lleva hasta Tierra 2, allí se encuentra Dick Grayson con su hijo y la voz nos narra que los héroes han caído y también la Armada Mundial por eso se está evacuando el planeta antes de que Apokolips se apodere por completo de Tierra 2.


Grayson intenta a toda costa subirse con el pequeño a una de las naves pero no les autorizan dado que Bárbara Gordon, quien ya ha muerto no les acompaña, Dick asume en ese instante que van a morir, las naves comienzan a despegar evacuando a la población y es en ese momento cuando comienza el caos entre los que aún no han embarcado, finalmente una mujer logra que el hijo de Dick embarque en una nave, el transbordador despega pero antes de ponerse en órbita explota ante los aterrados ojos de Grayson que ve cómo ha llevado a su hijo a la muerte.


Los cielos se abren y vemos como Apokolips comienza a tragarse la Tierra, Green Lantern (Allan Scott) y Superman (Val Zod) se enfrentan a Darkseid al tiempo que Batman (Thomas Wayne) y Flash pelean contra Kalibak. Grayson por su parte ha reaccionado a su tragedia y está ayudando a la población civil pero en esos momentos el cielo se abre de nuevo y un metal líquido atrapa a Grayson y al resto de los héroes teletransportandolos a otro planeta.


Grayson abre los ojos y contempla que sigue atrapado junto con el resto de sus camaradas en Telos, Yolanda Montez le habla de los planes del villano y de las batallas entre las ciudades.


Los héroes exigen a Telos ser liberados y que cesen los combates entre ciudades ya que no se enfrentarán entre sí, el villano descubre una nueva línea temporal en la que ve que sólo hay cyborgs hostiles y dice que lo que necesitan las ciudades para pelear entre ellas es un empujón, y así teletransporta héroes de una ciudad a otra para que se produzcan batallas.


Al contemplar las batallas, Telos pierde concentración lo que permite a los héroes zafarse de la sustancia que les aprisiona.



Para acto seguido enfrentarse nuevamente al enemigo, Superman (Val Zod) es el primero en atacar al villano, sin embargo Allan Scott (Green Lantern) se torna decisivo en el enfrentamiento, al conectar su anillo a la energía del planeta conecta con el mismo poder que confiere su energía a Telos llegando incluso a doblegarlo haciendo que desaparezca.


Scott queda completamente agotado tras el enfrentamiento y sus compañeros le ayudan a recuperarse al tiempo que Grayson observa cómo Batman se inyecta a sí mismo una dosis de Miraclo. Green Lantern comienza a recobrar fuerzas pero en ese instante se oye un gran estruendo reapareciendo Telos, Superman le ataca al tiempo que Telos le dice que hay muchos Superman en todas las realidades para después desmaterializarse transformándose en arena.


Alan Scott (Green Lantern) ha debido ser intoxicado por la energía del planeta pero al mísmo tiempo ha obtenido conocimientos que pueden ser decisivos para vencer al villano. Es de esta forma que sabemos que Scott ha descubierto que Telos teme a algo que se encuentra escondido bajo tierra y próximo a una ciudad en ruinas.


Decididos a conseguir ayuda para enfrentarse nuevamente a Telos cuando reaparezca, Batman y Dick Grayson se desplazan hasta una Gotham cercana en busca de aliados que les ayuden.

Los dos llegan hasta una Gotham en donde deben enfrentarse a unos drones para después introducirse por el alcantarillado de la ciudad hasta llegar a una puerta que los conduce hasta la Batcueva.


Una vez en la Batcueva, Dick se sienta en uno de los puestos de mando activándose una pantalla en la que aparece Bárbara Gordon preguntando quién ha entrado al lugar. Alfred sorprende a Dick y ante la pregunta de quién le ha llevado hasta allí, Dick responde que Thomas Wayne - su Batman - Alfred queda atónito y le ruega que esperen allí ya que ese encuentro ha de ser únicamente para dos personas. Thomas Wayne sube por unas escaleras encontrándose con Bruce vestido de Batman, ambos se quitan sus capuchas y quedan paralizados mirándose para después conversar, la voz en off de Dick nos hace saber que más tarde él descubrirá el contenido de esa conversación y que posiblemente ese encuentro entre Thomas y Bruce trajeráera algo de paz a los dos hombres.


Batman (Thomas Wayne) finalmente consigue ayuda, el Batman de esta Gotham le deja el Batmóvil y un traje para Dick, segundos después parten del lugar dejando al Batman de esta realidad solitario y apesadumbrado en la Batcueva.


El resto de los héroes tratan de llegar a la ciudad en ruinas eludiendo los enfrentamientos de los héroes de las diferentes ciudades, viendo como Superman Rojo y Superman Azul están combatiendo en los cielos contra otros metahumanos, los héroes, durante el camino, encuentran numerosos muertos que tanto Telos como las luchas están causando.


Finalmente logran llegar a la ciudad en ruinas en donde se topan con un ejército de drones que están persiguiendo a un hombre, los héroes intervienen rescatando así al hombre que se presenta ante ellos como Deimos, un misterioso personajeque asegura poder ayudarles a salir del planeta Telos.


Opinión

Estamos ante el segundo número de la colección principal de la saga y aunque las buenas sensaciones continúan, y creo que estamos ante una gran historia, me queda un sabor agridulce este capítulo.

Me explico: bajo mi punto de vista estamos ante un momento único en la historia del Hombre Murciélago, los dos Batman (padre e hijo conversando) y sólo se le ocurre al guionista dejarnos con la miel en los labios sin saber qué se dicen el uno al otro y con la única pista de la voz en off de Grayson.

Confiemos que en sucesivos números tengan la cortesía de contarnos qué se dicen los dos Batman.

De vuelta a la historia, no quiero acabar esta opinión sin hablar de Deimos, posiblemente tenga un papel destacado en lo que queda de historia y en lo que tanto teme Telos.

Para concluir, quiero destacar nuevamente la parte gráfica que me parece muy buena, las páginas iniciales con Apokolips de fondo amenazando Tierra 2 me parecen magistrales, pero insisto, el único pero que le veo a este número es no conocer los detalles de la Batconversaciñon pero con todo estamos ante un muy buen cómic.

Nacho Rodríguez

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario