sábado, 31 de enero de 2015

Reseña de Superman Unchained #9

Superman Unchained #9

Escritor: Scott Snyder
Lápices: Jim Lee (Dustin Nguyen - escenas flashback -)
Entintador: Scott Williams
Colorista: Alex Sinclair (John Kalisz - escenas flashback -)
Portada: Jim Lee, Scott Williams y Alex Sinclair
Portadas alternativas: Bryan Hitch y Alex Sinclair/David Finch y Sonia Oback

Superman libra la batalla final contra Espíritu, el alienígena que ha sido el arma secreta del ejército de Estados Unidos desde poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Tras dejarlo atrapado en el interior de la Tierra, el Hombre de Acero regresa a la Fortaleza de la Soledad, donde le aguarda una ingrata sorpresa. Y es que, tras liberar a Jimmy Olaen, Lex Luthor le comunica que una flota alienígena se dispone a invadir nuestro planeta...

Resumen

Comenzamos este último número de la colección retrocediendo en el tiempo a la niñez de Clark, justo al momento en el que el granjero Colder quiere matar al niño ante la mirada de Martha Kent pero en última instancia Clark usa su superfuerza causando una explosión que hace que Colder salga despedido y parezca haber muerto.


De vuelta al presente, en el Ártico, Lex continúa explicando cómo debe inmolarse Superman para detener la invasión alienígena cuando éste recibe una comunicacón de Wonder Woman y Batman avisándole que toda la tecnología de la Tierra está empezando a fallar, Superman les aclara que es debido a la cercanía de los invasores y Wonder Woman y Batman le sugieren que quizás Hal Jordan pueda ayudar- El Hombre de Acero rechaza la idea diciendo que sólo él es lo suficientemente rápido para detener a los alienígenas cortándose repentinamente la comunicación con los dos héroes.


Así, Superman se despide de Lois diciéndole que lo que está a punto de hacer es lo correcto, Lois le da las gracias por todo y el kryptoniano despega rumbo al espacio.


De vuelta al pasado, el joven Clark cree haber matado a Colder e inicia un masaje cardíaco con el fin de intentar devolverle a la vida.


Metrópolis, el presente: la tecnología sigue fallando sin remedio, ya no sólo en el Daily Planet si no en los aeropuertos donde aviones sin control sobrevuelan peligrosamente la Ciudad del Mañana cayendo alguno de ellos al mar.


En el Ártico mientras tanto, Lois, Jimmy y el General Sam Lane oyen a Luthor explicar como ni siquiera Espíritu era sabedor de los planes de invasión de su propio pueblo, y que llevan haciendo eso mismo a incontables planetas pero que Superman muriendo parará todo, Lois se encara con Luthor quien la replica diciéndole que Superman no es más que un hombre perdido al que todos adoran momentaneamente pero pronto se apagará su luz.

Superman mientras tanto. llega al punto del espacio donde se encuentran las naves invasoras y comienza un ataque tratando de destruirlas, sin embargo una de ellas le ataca lanzando una energía que deja prácticamente al Hombre de Acero sin fuerzas con aspecto cadavérico.


De vuelta al pasado, el masaje cardíaco que Clark practica a Colder surte efecto y el granjero sale adelante sorprendido de que el muchacho le haya salvado la vída.



Nuevamente en el espacio, Superman sin fuerzas está a punto de inyectarse la bomba a sí mismo, pero se le escapa de las manos cuando sorprendentemente Espíritu aparece para ser él quién se inyecte la bomba cambiando así su aspecto físico y repeliendo a un débil Superman que se queda atrás mientras que el alienígena ataca y destruye las naves de su propia raza deteniendo así la invasión.


A modo de voz en off, mientras la destrucción de las naves es vista desde distintos puntos de la Tierra, Luthor confiesa que el motivo de su odio a Superman es porque creyó que el Hombre de Acero era la respuesta a la equación que años atrás fue lanzada a las estrellas pidiendo ayuda para ser mejores.


Días más tarde, Metrópolis: en la redacción del Planet Perry, Jimmy y Lois hablan de los sucesos de los últimos días, la periodista se retira para llamar a Clark que se encuentra en Smallville en un granero y hablan sobre los artículos que van a publicar enterándonos de esta forma que Superman ha vuelto a capturar a Lex Luthor finalizando el cómic con un ya restablecido Superman saltando por los graneros de su pueblo adoptivo.


Opinión

Final que no esperaba para esta colección, me explico: me gusta enormemente el capítulo hasta el momento que regresa Espíritu a escena, nos dejaron claro que quedaba encerrado en el núcleo de la Tierra en el episodio anterior donde le derrota Superman y sin embargo sin explicación alguna aparece en este como salido de una chistera para detener la invasión de su propio pueblo.. La verdad es que me descoloca bastante que no haya sido Superman quien la detenga tramando un plan alternativo a Luthor, parece como si este Superman solo sirviera en este reboot para pelear y no pensar.

Con todo, me apena que se acabe la colección, como he dicho siempre es lo mejor de Superman visto hasta la fecha desde el inicio de Los Nuevos 52, deberían hacer un monumento a Jim Lee por su trabajo en este cómic, pero eso sí, para nueve números hemos tenido que esperar año y medio ya que está colección comenzó su andadura coincidiendo con el estreno de El Hombre de Acero en los cines y eso hace que en ocasiones se pueda llegar a perder interés en seguir un título, por muy de Superman que sea, pero hay que mirar al futuro y dentro de un tiempo esta colección en nuestra estanteria será un pequeño gran tesoro.

Nacho Rodríguez

Reacciones:

2 comentarios:

  1. Magnifico cómic, pero es decepcionante el final descafeinado que han dado a la serie, a veces es mejor cambiar el dibujante a mitad de proyecto y hacer las cosas bien que por tener a Jim Lee a los lapices tener que cancelar una serie esplendida por sus continuos retrasos en las entregas desde los tiempos de X-Men.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con vosotros, buena serie, buen dibujo, mal desenlace. Resimiendo: DC Comics.

    ResponderEliminar