sábado, 26 de abril de 2014

Reseña de Superman #29

Superman #29

"1.000 grados a la sombra "

Escritor: Scott Lobdell
Lápices: Ed Benes
Entintadores: Jonathan Glapion & Norm Rapmund
Portada: Brett Booth, Norm Rapmund & Andrew Dalhouse
Portada alternativa: RC Stoodios

Superman y Starfire deben tratar con un alijo de mortíferas armas alienígenas, y su horrible impacto en los inocentes que las encuentran. Pero primero, estos dos héroes tendrán que dejar de luchar el uno con el otro antes de que alguien acabe muerto.

Resumen

La acción transcurre inmediatamente después del último número con la llegada y el ataque de Starfire a Superman. Los dos superhumanos se enfrentan verbalmente pero ni aún así están de acuerdo en dar marcha atrás, por lo que Superman utiliza su aliento frío para retener a Starfire mientras comprueba al prisionero que había envuelto en su capa.

Un enfrentamiento le espera cuando el hombre se ha transformado en una criatura desfigurada. La criatura se ríe de que Superman ha tenido cinco años como héroe, pero ahora la tecnología alienígena les ha dado la ventaja que necesitan para tomar el relevo. Starfire se libera de su prisión de hielo e incinera la criatura zombi. La princesa revela que ella sabía que el prisionero era una cáscara humanaq ue servía de anfitrión a un Daemonite y tuvo que matarlo. Superman se mantiene firme con su política de no matar. Starfire también es de carácter fuerte y señala que los Daemonites estaban tratando de gobernar la Tierra para siempre pero hasta ahora había sido una posesión hostil. Un humano a la vez, siepre en contra de su voluntad. Esta fue la primera vez que un hombre había muerto voluntariamente para acoger Daemonites y Superman deja caer que hay muchos más híbridos Daemonite y una horrorizada Starfire sale corriendo para encontrarlos.

Mientras tanto, Morgan Edge sigue a casa a Cat Grant en su limusina y le pregunta de nuevo para que Cat reconsidere la venta ClarkCatropolis.com. Una optimista Cat, le dice a su ex jefe que ella y Clark no venderá su popular blog y Edge ofrece una escalofriante amenaza antes de marcharse.

Starfire llega a las celdas de detención e inspecciona las armas, descubriendo que son 'jeringas' de ADN realmente Daemonite. Los Daemonites han escapado de sus celdas y están tratando de matar a sus captores y escapar. Superman, por supuesto, llega justo a tiempo para evitar que Starfire los mate a todos. Como antes, Superman utiliza su aliento helado para detener a todos los prisioneros y los lleva a los laboratorios S.T.A.R.

Superman lamentablemente se ha equivocadp con su teoría del 'siempre hay otra manera" cuando los científicos del laboratorio revelan que el ADN Daemonite supera completamente a los humanos y no pueden hacer nada. Starfire revela que las armas no afectan a su biología extraterrestre. Superman se sorprende al descubrir que las armas están hechas específicamente para apuntar a los humanos y examinar los "dispositivos de inoculación" y se da cuenta que es también un dispositivo de rastreo que emiten una señal subatómica que puede revertir la pista y le dice a una tranquila Starfire, la oportunidad de unirse a él.

Ambos se dirigen a un parque de atracciones abandonado y cuando Superman le revela que ha aprendido mucho de la historia galáctica incluida la de Tamaran. Luego descubren el escondite y se encuentran con una caja de armas que faltan la cantidad exacta que recuperaron de los prisioneros. También hay un niño que pide la ayuda de Superman. Koriand'r le ruega que no confíe en el chico porque él está utilizando la confianza de Superman en su contra. Superman se niega a escucharla una y otra vez y otra vez vuelve a equivocarse cuando el niño se transforma en una criatura monstruosa.

El Daemonite respalda a la princesa e incluso se burla de Superman por negarse a unirse a su amo cuando se lo ofreció ["Superman Annual # 1"]. Los héroes se preparan para pelear, pero el Daemonite se suicida para evitar la lucha. Superman está sorprendido y desconcertado por el encuentro. ¿Por qué atraerlos a su base sólo para suicidarse? Pero Starfire se da cuenta ante la credulidad de Kal - esto nunca se trató de una trampa o dominación, era para ponerlos en sobre aviso de una amenaza inminente.

En otra parte de Metrópolis, Jonathon Carroll llega a casa y encuentra a Lois hablando sola. La encuentra sola y expresa su preocupación por los recientes acontecimientos. Lois usa su telepatía para hacerle olvidar los acontecimientos del ataque de Parásito y calmarle.

En el espacio, la hermana de Starfire, Blackfire, es informada de los Daemonites en la Tierra y su encuentro con Superman y su hermana. Busca audiencia con Helspont y le informa de los problemas. Ella culpa de la muerte de los Daemonites a Superman, omitiendo la existencia de su hermana. Helspont está molesto con la participación de Superman en el asunto Daemonite pero también se pregunta por qué sus siervos desobedecieron sus órdenes, ¿qué pudo asustarlos más que él?


Continuará...

Opinión

No es ningún secreto que el equipo formado por Geoff Johns y John Romita Jr. se van a hacer cargo de Superman pronto. Sin embargo hay algo que decir acerca de las cosas que ha hecho Lobdell en este título desde que llegó. Si nada más, ha sido un título consistentemente entretenido.

Era una broma al pensar que tendríamos una pelea entre Starfire y Superman en este número, pero eso no es realmente de lo que trataba. La lucha, si quieres llamarlo así, tiene una duración de unas pocas páginas antes de que se esfume y los dos descubran que hay un problema más grande al que enfrentarse, Daemonites. Lobdell es muy bueno con la continuidad de este título; Helspont fue utilizado como un villano de dos partes de arco cuando Dan Jurgens lo reemplazó, y Lobdell lo trajo de vuelta, lo cual es genial. Bajo la pluma de Lobdell, Superman ha conseguido una cierta caracterización decente y ha sido muy agradable de leer. Ha salido de su caparazón un poco y ha sido capaz de mostrar un poco de personalidad.

El arte de este número está a cargo de Ed Benes, que es genial cada vez que pone el lápiz sobre el papel. Aunque Benes hace un gran trabajo, hay algunas viñetas donde Superman se ve extraño, con cara de niño. A parte de eso, Benes realmente da vida a este cómic. El sombreado se ve muy bien cuando se usa y hay una página de bienvenida impresionante que abre el número. Sería difícil encontrar un Helspont con mejor aspecto que el que está en estas páginas.
Reacciones:

3 comentarios:

  1. Scott Lodbell, me alegro de que te vayas pronto, en cuanto a los artistas, no me quejo, ellos no escriben el guión....

    Geoff Johns regresará a salvar este titulo, que mucha ayuda le hace falta desde que empezó el Nuevo 52....

    ResponderEliminar
  2. Hola! Donde puedo leer este comic completo en español? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Internet hay muchas páginas que suben los cómics digitalmente, prueba a ver si lo encuentras. Nosotros no podemos facilitártelo, lo sentimos.

      Eliminar