viernes, 11 de octubre de 2013

Reseña de Superman 23.3 H’El #1

Superman 23.3 H’El #1

"A H'El y regresar"

Escritor: Scott Lobdell
Artistas: Dan Jurgens & Ray McCarthy
Portada: Gene Ha
Después de su última batalla con Superman, H’El se despierta en Krypton años antes de que sea destruido. ¿Podrá H’El manipular al Consejo Científico, a los soldados y a otros muchos incluyendo Jor-El, para salvar el planeta? ¿Y qué significa eso para el nacimiento de Superman si tiene éxito?


Resumen

Un comatoso H'El está en un estado astral, capaz de ver todo lo que le rodea. Jor-El, diez años más joven, le está realizando pruebas.

Jor junto con una colega científica, Orla, se sorprende al descubrir que H'El ha absorbido una gran cantidad de radiación desde múltiples fuentes. Él es claramente kryptoniano en fisonomía pero sin contar el alto nivel radioactivo de la kryptonita de la astilla refinada, alguien debió apuñalarlo con ella, hay un virtual torbellino de radioactividad corriendo a través de sus células.

Jor descubre que H'El tiene súper habilidades mucho más allá de un hombre mortal, poderes psiónicos, telequinéticos e incluso temporales, haciendo que H'El un superhombre.

Jor debe presentar sus conclusiones en el templo de Roa, y a pesar del escepticismo de Orla el joven científico está deseoso de mostrar a sus descubrimientos.

En La Cicatriz, un centro de investigación, Jor ofrece sus hallazgos mientras que un H'El astral, le observa.

El trozo de kryptonita quitado del pecho de H'El es increíblemente poderosa, la única manera que podría ser creado es si una reacción en cadena central de proporciones épicas explotara el planeta y lo sobrealimentara - un trozo de kryptonita que no puede existir a menos que viniera del futuro.

Al oír el consejo lo advierte de traición y se niegan a perder más tiempo en sus payasadas. Lo rechazan advirtiéndole que los descubrimientos no deberían ser compartidos públicamente. Jor-El acepta a regañadientes y sale de la sala de juntas. Cuando está a punto de regresar a su laboratorio, un viejo amigo suyo, Zod, se le acerca y se ponen al día. H'El conoce a Zod aunque sabe poco, sabe que no le gusta el hombre, y los sigue al laboratorio privado de Jor.

Zod está sorprendido al ver todo lo que Jor ha logrado en este santuario oculto. H'El mira a su alrededor y siente una familiaridad sin embargo, nunca ha estado en el laboratorio. Entonces sucede algo inesperado. Jor revela que la llegada de H'El le inspiró para catalogar la historia de Krypton hasta teorizar eventos futuros a la luz del fragmento de kryptonita. H'El luego se da cuenta que fue aquí donde se adquirió el ADN para clonar el dragón para probar las habilidades de Superman, cuando se conocieron (Superman #13).

Jor-El señala que Zod sabe que su especie es susceptible a la alta capacidad de absorción celular, a pesar de que Zod lo niega tímidamente. Le explica que ha estado estudiando las posibilidades en caso de que alguna vez tengan que colonizar otros planetas. Así que ha recogido el ADN, componentes químicos y muestras celulares de casi toda vida, y minerales del pasado de Krypton para ver si pueden sobrevivir a un viaje en el espacio, uno alrededor de la galaxia y regresar.

Zod apenas puede ocultar su admiración y preguntas cómo, posiblemente, pudiera tener éxito. H'El también es curioso y mira las cartas estelares representadas. De repente, algo hace clic en su mente y una realización terrible pasa sobre él. Jor-El descubre una nave impresionante que estaba oculta bajo una lona. La nave se llama Casa de El o H'El por sus siglas, llamada así por la leyenda de los argonautas que nombraban sus naves para la buena suerte. Esta es la nave de H'El.

Los recuerdos de H'El ahora no están nublados, sino que eran los restos que se vieron forzados en su cabeza durante el viaje a la Tierra, junto con todas las muestras de la nave. El pasado de H'El no era cierto en absoluto, sino una mentira creada por su mente confusa en una nave sin protección contra la radiación estelar.

El H'El de forma astral de reúne con su cuerpo y devasta inmediato al laboratorio, matando Orla y los otros científicos. Zod está impresionado por la sed de sangre de H'El, mientras que Jor-El se da cuenta de que H'El ha despertado sólo por lo que puede robar de su nave y utilizarla y su carga a causar estragos a través del espacio y el tiempo.

Zod protege el laboratorio con una pistola láser mientras Jor inicia una autodestrucción. Zod es incinerado por una ráfaga de visión de calor, mientras que H'El entra y se presenta a su "padre". H'El se creó a sí mismo en algún tipo de anomalía tiempo.

Jor trata de razonar con H'El explicando que él debe saber que no es más que la salvación de Krypton, a pesar de su retroceso, lleva el signo de la esperanza en su pecho...

H'El está lleno de rabia y agarra a Jor-El por el cuello. Destruye el laboratorio de computación deteniendo la autodestrucción y mira como Jor trata de mostrarle un camino mejor, viaje en el tiempo, marcar una diferencia, cambios positivos, que tal vez salven Krypton.

Fríamente H'El rompe el cuello de Jor y lo lanza al lado de los restos carbonizados de Zod. H'El luego toma la muestra de ADN de Jor y la altera con las muestras preparadas para la nave para asegurarse de que va a nacer a bordo. La nave se eleva hacia el cielo y despega del planeta. Abre un agujero temporal y dice que no tiene interés en salvar Krypton, sino que lo va a gobernar.

Continuará en Action Comics Annual #2.

Opinión
 
Aunque H'el está en la portada, la mayor parte de este número se le da protagonismo a Jor-El. Pero esto no es sólo el primero de muchos peros. Este número está lleno de los mismos giros argumentales, diálogos horribles y personajes chiflados que hay que soportar para llegar a terminar de leerlo, por lo que la lectura de Superman # 23.3 sería como meter el dedo de nuevo en el enchufe después de que consiguieras electrocutarte por primera vez. La historia es una paradoja, H'El se ha convertido en un personaje que no puede existir ni siquiera como una paradoja temporal.

Dan Jurgens hace un trabajo sólido en el arte, que resulta ser la única cosa que vale la pena de este número.

Reacciones:

1 comentario:

  1. Si ese villano hace todo lo que se acaba de mencionar...Como carajo continua la vida de Superman tanto en la tierra como en Krypton!

    ResponderEliminar