martes, 1 de octubre de 2013

Reseña de Action Comics #23.2 Zod #1


Action Comics #23.2 Zod #1

Ecritor: Greg Pak
Lápices: Ken Lashley
Entintador: Ken Lashley
Portada por Gene Ha
¡El General Zod llega a Los Nuevos 52! ¡Observa el origen de este maníaco genocida!


Resumen

Un joven Dru-Zod y sus padres son atacados durante una expedición científica. Un año más tarde es encontrado por Jor-El y Zor-El.

Dru-Zod crece para ser un soldado y sueña con luchar contra Char, una raza de criaturas de insectos con la que Krypton estuvo una vez en guerra. No pasa mucho tiempo antes de que su deseo se cumpla ya que el ataque de Char llega después de décadas de paz. Pero Zod ahora es un coronel del ejército de Krypton.

Zod incita a su pueblo y lleva a un ataque que mata a miles de Char.

Tiempo después, Jor-El descubre que Zod usó material genético robado del laboratorio de Zor-El para crear un híbrido.

Zod es condenado a la Zona Fantasma, pero informa al Consejo que no deberían cometer ningún error...él siempre será su monstruo”.

Opinión

Si esto es un adelanto de lo que Greg Pak nos va a ofrecer en Action Comics, entonces voy a empezar a frotarme las manos. De todos los capítulos del Mes de los Villanos que he leído, este número de Zod es de lejos el mejor. Nos ofrece una historia de origen que desarrolla el carácter fuerte y despiadado de Zod, al mismo tiempo quitando sus capas más personales para mostrar por qué se convirtió en un monstruo. Basta decir que esta historia me dio escalofríos.

Los cómics de superhéroes están llenos de niños con infancias rotas que sufren experiencias traumáticas y se convierten en villanos (o, a veces en un héroe), pero Pak consigue hacer que la historia de Zod sea fresca y emocionante elaborando cada parte de su pasado con el mayor cuidado.

Zod fue siempre ha sido un producto dañado. Y es por eso que estoy emocionado de ver el retorno de Zod. Este Zod tiene lo suficiente en la historia de fondo para que se le entienda, pero también es lo suficientemente malvado para ser el malo de la película.

Lo vemos a una edad temprana en una isla abandonada y luchando con monstruos tras la muerte de sus padres. Es Jor-El quien actúa como billete de Zod para salir de la isla, y la alianza fraternal que forman es el catalizador de algunas de las fricciones entre Jor-El y Zor-El.

El arte es bastante bueno. El estilo de Ken Lashley igualó a la historia El Mundo de Krypton lo suficiente para que todo pareciera el mismo mundo, al tiempo que conserva su propia sensación. Me gusta cómo este nuevo Krypton ha sido diseñado.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario