domingo, 29 de septiembre de 2013

Reseña de Superman #23.1 Bizarro #1


Superman #23.1 Bizarro #1

Ecritor: Sholly Fisch
Lápice: Jeff Johnson
Entintador: Andy Smith
Portada: Aaron Kuder & Daniel Brown

El plan siniestro de Lex Luthor para manipular el material genético de Superman crea un soldado sin mente bajo su control que resulta ser el monstruo conocido como Bizarro: contrario a Superman en todo, sin compasión, sin remordimientos y sin piedad.

Resumen

Hace cinco años, un Superman con camiseta tiene inmovilizado a Lex. Durante el flashback vemos a Lex Luthor lograr salvar una mancha de sangre de Superman en su chaqueta. Saltamos hacia delante tres años y Lex, bajo supervisión del ejército una tecnología anti-Superman. Con una muestra de sangre de Superman se puede crear un Superman perfecto, mejor, que responda a todos sus caprichos.

Uniendo la sangre de Superman más el ADN humano, y modificándolo genéticamente, resultará una creación de una criatura superior a ambas, aunque el proceso llevará cerca de dos años. Un joven llamado Bobby es el recipiente y apenas puede contener su emoción. También está claramente débil, pero Lex le promete que lo hará mejor y más fuerte de lo que jamás soñó. Lex fue la primera persona que le dio una oportunidad al chico, la primera persona que se preocupaba por él... o al menos eso cree.

Bobby, vestido con una camiseta de Superman se sienta en la silla para el tratamiento. Lex explica que nanobots microscópicos asegurarán un reparto más eficiente a travé de su estructura celular. Lex sonríe e inyecta el suero 'A-0' en el niño.

Bobby tose los nanobots y grita de dolor. Lex explica que los nanobots han hecho su trabajo en el cuerpo y ahora están terminando el procedimiento. Lex activa un sol artificial para suministrar luz solar concentrada para forzar a las células nuevas para que trabajen. El resultado es casi instantáneo, mucho más rápido que las 24 ó 48 horas que Lex tenía pensado. Al principio los resultados son impresionantes. Bobby luce un cuerpo de esteroides pero de repente comienza a tener dolores. La piel y la masa muscular de Bobby cambian y Lex se sorprende.

Lo hipnótico en el suero no hacen efecto, las células cerebrales se hinchan y Bobby no hace caso a las órdenes de Lex y ahora mismo Bobby es una bestia incontrolable.

Lex huye y encierra a todo el equipo de laboratorio con Bobby y coge un arma cargada de kryptonita pero no logra pararlo por lo que activa drones plasma superactivos desarrolla poderes como visión criónica y aliento incendiario. Lex piensa y vuelve al laboratorio, reactivando el sol artificial a niveles escalofriantes. La concentración de radiación solar sobresatura las células pseudo-kryptoniana hinchándolo hasta hacerle reventar y llenando todo el laboratorio de una materia pegajosa carnosa.

Lex reflexiona sobre todo el lío, el conocimiento obtenido de este experimento informará la mejora en la siguiente generación del proyecto, sin mencionar el sugerir la posible efectividad de usar una estrategia análoga contra Superman. Está claro que el tejido humano es demasiado frágil para soportar el ADN kryptoniano y el próximo intento del proyecto tendrá que omitir el factor humano por completo.

Opinión

Hacia la mitad de este número, he vuelto de nuevo a la portada para asegurarse de que e trataba de un cómic sobre Bizarro. Se supone que esto es una historia sobre Bizarro, pero eso es una verdad a medias. Se trata más que nada de Lex Luthor, por su obsesión con Superman y su deseo de aprovechar la capacidad de Krypton. Es muy raro, porque Bizarro parece una idea de último momento.

Sholly Fisch hace un buen trabajo en este número, aunque la historia en general pierde el sentido con el título del cómic. Es un poco exagerado a veces, extrañamente rompiendo la relación de Superman y Luthor, algo con lo que la mayoría de los lectores están familiarizados. Lo que lo hace realmente extraño es la cantidad de tiempo dedicado a la información de fondo. Hay demasiada recapitulación y no suficiente historia. Y no suficiente Bizarro.

En cuanto al arte, el número se ve bien, gracias a los lápices de Jeff Johnson y tintas de Andy Smith. Superman # 23.1: Bizarro tiene un ambiente luminoso, un tono casi de dibujos animados que se ajusta a una historia de Bizarro perfectamente.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario